12 de febrero de 2019
12.02.2019
Sindicato

UGT acusa a las empresas de hostelería de negarse a subir el salario a 900 euros

Los sindicatos rechazan la eliminación del complemento a las bajas por enfermedad y rompen la negociaciación

11.02.2019 | 22:16

UGT acusa a las empresas de hostelería de la Región de negarse a pagar los 900 euros de salario mínimo interprofesional que entró en vigor el pasado 1 de enero. El sindicato, que este lunes anunciaba la ruptura de las negociaciones del convenio colectivo con las patronales de Murcia y Cartagena, no descarta plantear un conflicto colectivo, según anunciaba este lunes Manuel Paredes, secretario del sector de Hostelería y Turismo de FESMC-UGT.

Paredes asegura que las empresas están resistiéndose a aplicar «la subida del salario mínimo interprofesional aprobado por el Gobierno si no se denuncia». El dirigente de UGT explicaba que en la Región «un camarero gana 848 euros, mientras que en el Pilar de La Horadada, al otro lado del límite con Alicante, puede cobrar unos 350 euros más».

Añadió que los establecimientos de la Región que han empezado a pagar los 900 euros de salario mínimo «son los bares y restaurantes de hospitales y establecimientos públicos», que están sujetos a una concesión.

La hostelería da empleo en la Región a unos 30.000 trabajadores y en los últimos años está siendo uno de los sectores que está consiguiendo un mayor crecimiento. Según los últimos datos facilitados por la Consejería de Turismo, el sector creó 6.070 nuevos empleos durante 2018, de acuerdo con los resultados de la Encuesta de Población Activa (EPA) correspondientes al pasado año, que convierten a Murcia en la segunda región con mayor repunte del empleo, por detrás de Andalucía.

Sin embargo, el convenio del sector no ha llegado a renovarse desde el año 2008. Tras la llegada a la patronal del actual presidente de Hostemur, Jesús Jiménez, que fue elegido en 2017, las protestas de los sindicatos obligaron a negociar una subida salarial, pero sigue sin alcanzarse un acuerdo que permita aprobar un nuevo convenio colectivo.

Tras varios años de conversaciones, los sindicatos CC OO y UGT hacían público un comunicado este lunes en el que anunciaban la ruptura de las negociaciones, debido al intento de patronales Hostemur y Hostecar de eliminar el complemento que eleva al cien por cien la nómina de los trabajadores cuando están de baja por enfermedad.

Los sindicatos explican en un comunicado que «el convenio se encontraba prácticamente cerrado al estar las partes de acuerdo en la mayor parte del texto», pero añaden que «se ha producido un giro radical; la patronal manifiesta su intransigencia, queriendo derogar el artículo relativo al complemento por enfermedad, que garantiza a los trabajadores el mantenimiento de su salario cuando más lo necesitan, cuando más vulnerables son».

Este diario intentó contactar ayer con Hostemur, pero la patronal no llegó a pronunciarse.

Los sindicatos recuerdan que el Parlamento autonómico aprobó hace meses una moción en la que se pedía al Gobierno regional que propiciara el desbloqueo del convenio. El diputado de Podemos Andrés Pedreño, que había defendido la propuesta en la Asamblea Regional, ha pedido al Gobierno murciano que «se implique en el desbloqueo del convenio, que lleva 10 años encallado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Tu servicio WhatsApp


Noticias Levante-EMV WhatsApp

Suscríbete

Toda la actualidad local de la Región de Murcia en tu teléfono. Descubre en qué consiste y cómo suscribirte a este nuevo servicio gratuito de alertas informativas por WhatsApp