18 de julio de 2018
18.07.2018
La Opinión de Murcia
Problema de salud

Los afectados por amianto alertan de que cada año fallecen 24 trabajadores

La asociación Apena no está de acuerdo con los datos facilitados por la Consejería y afirma que hasta 8.000 empleados de fábricas han estado expuestos

17.07.2018 | 21:49
Protesta de afectados por amianto ante la Consejería de Salud el pasado mes de noviembre.

Cada año fallecen como consecuencia del amianto hasta 24 trabajadores que han estado expuestos a este material, según indican los responsables de la asociación de afectados de la Región de Murcia Apena, quienes no están de acuerdo con las cifras ofrecidas desde la Consejería de Salud al considerar que el número de empleados en contacto con el amianto puede estar en torno a los 8.000 y no los 3.000 indicados por el consejero.

Apena recuerda que el mesotelioma es conocida también como ´enfermedad centinela´ del amianto porque es un tipo rarísimo de cáncer que solo produce este material.

El presidente de la asociación, Ricardo Torregrosa, incide en que «Repsol sigue sin dar su censo de trabajadores, a pesar de tener docenas de fallecidos por mesotelioma y otros cánceres por amianto. En los últimos cinco años, de todos los trabajadores fallecidos por amianto, ninguno estaba censado como postexpuesto y ninguno de ellos pasaba el protocolo».

Además, hacen hincapié en que el Hospital Santa Lucía sigue sin comunicar las sospechas de fallecimientos por amianto. «Todos los años mueren por el amianto al menos 24 trabajadores y sólo llegamos a conocer a cuatro o cinco de ellos, los demás ni sabemos quienes son», aseguran. En este mismo sentido, Apena afirma que hasta el año 2015 habían fallecido por mesotelioma 44 mujeres por lavar la ropa de trabajo de sus maridos, pero inguno de estos casos ha llegado a los tribunales de Justicia.

Por ello, los afectados por amianto reclaman medidas eficaces, ya que «no tenemos un censo fiable de postexpuestos, no se comunican las sospechas de muerte por enfermedad profesional se ponen trabas a demostrar que los pulmones de los trabajadores contienen amianto. Lo que ocurre en Cartagena es una tragedia y un horror que no tiene parangón en ningún otro lugar de España», por lo que llegan a asegurar que se trata de una «conspiración de silencio».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook