04 de abril de 2017
04.04.2017
Política

Dimite el presidente de la Región de Murcia | Pedro Antonio Sánchez propone a López Miras como presidente de la Región

El coordinador del PP regional es el elegido por Pedro Antonio Sánchez como candidato del Partido Popular para presidir la Región de Murcia

04.04.2017 | 13:06
López Miras hablando ante el Comité Regional del PP de esta mañana
Dimite el presidente de la Región de Murcia | Pedro Antonio Sánchez propone a López Miras como presidente de la Región

El coordinador general del Partido Popular regional, Fernando López Miras, es el candidato que proponen los populares para sustituir a Pedro Antonio Sánchez al frente del Gobierno regional. Así lo ha anunciado el propio Pedro Antonio Sánchez en la reunión de la Junta Directiva del Partido Popular. Fernando López Miras deberá conseguir ahora el apoyo de al menos un diputado de Ciudadanos en el debate de investidura, ya que con los votos de los diputados de su grupo no le vale. El PSOE ya ha anunciado que intentará proponer a un presidente alternativo.

En sus primeras declaraciones tras conocer que será elcandidato del PP a la presidencia de Murcia, Fernando López Miras, ha subrayado ante la junta directiva del PP que se va a "dejar la piel" por "reparar una injusticia" y por "respetar la voluntad de las urnas".

López Miras (Lorca, 1983), secretario segundo de la Asamblea Regional de Murcia y elegido hace menos de un mes coordinador regional del PP, ha hecho estas declaraciones en una breve intervención en la junta directiva de los "populares", que ha presidido el coordinador nacional, Fernando Martínez-Maillo.

El candidato, que ha recibido el aplauso de la dirección del PP regional, ha confesado al inicio de su intervención que "ha llorado mucho" esta mañana al conocer la dimisión de Pedro Antonio Sánchez, su mentor y amigo personal, si bien ha subrayado que esas "lágrimas tienen que convertirse en fortaleza" para llevar a cabo la tarea encomendada por el ya expresidente.

López Miras, tras reconocer el paso de "responsabilidad y compromiso con Murcia" dado por Pedro Antonio Sánchez, ha dicho a sus compañeros de partido: "llevamos mucho tiempo sufriendo y este sufrimiento no puede caer en saco roto. Estamos todos en el mismo barco y tenemos que luchar por él, por la Región de Murcia y por el PP".

El candidato, que asumirá la presidencia de Murcia si obtiene el apoyo de los diputados de Ciudadanos en la ronda de consultas que se inicia a partir de ahora en la Asamblea Regional, ha hecho hincapié también en el apoyo del PP en pleno a Pedro Antonio Sánchez y ha subrayado que "el tripartito puede sentarse en el sillón del Gobierno, pero no decirnos quién es el líder de este partido y su referente político".

"Me pongo a partir de hoy a su disposición", ha concluido el que puede ser en unos días nuevo presidente de la Comunidad de Murcia.

La presidenta de la Asamblea, Rosa Peñalver, tiene hasta el 21 de abril para realizar los contactos con los grupos para proponer un candidato a la investidura.


Un joven millennial con espíritu indie
Fernando López Miras es actualmente secretario segundo de la Asamblea Regional. Es un joven de 33 años, natural de Lorca, y persona de la máxima confianza de PAS. La portavoz del Gobierno ya en funciones, Noelia Arroyo, insinuó no obstante que Pedro Antonio Sánchez podría regresar a la Presidencia en caso de ser absuelto por los casos Púnica y Auditorio.

Fernando López Miras, número tres del PP murciano, es un 'millennial' experto en economía, de precoz vocación política, discurso encendido y socarrón, que combina la retórica más pura del partido con la filosofía desenfadada de la cultura 'indie' de la que disfruta en sus ratos libres.

El casi con toda seguridad próximo presidente de Murcia, nacido en Lorca en 1983, es licenciado en Derecho aunque nunca ejerció la abogacía y tiene un máster en Dirección y Administración de Empresas.

Su padre fue directivo de banca, por lo que, tras acabar sus estudios, decidió seguir sus pasos y durante un breve período de tiempo fue gestor del Banco Español de Crédito y del Banco de Valencia.

Para entonces ya estaba curtido en política, un camino en el que se inició casi de adolescente en las Nuevas Generaciones del PP de Lorca, que comenzó a presidir en el año 2008.

Rápidamente ascendió en la división juvenil del PP, donde llegó a ser secretario general de Nuevas Generaciones en la Región de Murcia y vicesecretario general nacional de Economía y Empleo de la organización.

Su militancia sin horario y su "desparpajo" y verbo fácil le hicieron un hueco en la división adulta del partido, en el que rápidamente sintonizó con Pedro Antonio Sánchez, siete años mayor que él.

Sánchez presionó para convertirlo en portavoz del PP en Lorca y al tiempo que López Miras se curtía en la vida pública como contertulio en debates radiofónicos de la ciudad, aumentaba su prestigio interno como "fontanero" del partido, solucionando problemas con gestiones siempre a caballo entre Lorca y Murcia.

Su carrera política ya había despegado en 2009, cuando con 25 años, fue nombrado director de gestión financiera del Área de Salud de Lorca, un cargo de confianza en la Consejería de Sanidad que desempeñaba desde un despacho en el hospital Rafael Méndez.

El político lorquino abandonó ese puesto en 2011, cuando fue incluido en la candidatura de la circunscripción del Guadalentín para las elecciones autonómicas.

En esos comicios fue elegido diputado del Grupo Parlamentario Popular de la Asamblea Regional de Murcia, un escaño al que renunció en 2014 antes de ser nombrado secretario general de la consejería de Economía y Hacienda, bajo la presidencia de Alberto Garre, en la que tuvo un paso fugaz hasta las autonómicas de 2015.

Volvió a ser elegido diputado regional y, contra todo pronóstico, no llegó a formar parte del consejo de Gobierno cuando Sánchez alcanzó la presidencia, pese a ser uno de sus más estrechos colaboradores.

Pedro Antonio Sánchez prefirió subrayar su perfil político reforzando sus cargos orgánicos hasta que alcanzó el puesto de coordinador general de la formación y se situó en el tercer escalón del organigrama, solo por debajo del presidente y de la secretaria general.

Miras, hijo único de padres separados, está soltero y vive a caballo entre Murcia y Lorca, su ciudad natal, en la que mantiene su grupo de amigos de toda la vida con los que comparte pachangas semanales de fútbol y cervezas si la agenda lo permite.

Combina el pelo desaliñado y la barba con el traje ejecutivo, los zapatos Oxford y la mochila que usa en lugar del portafolios, al igual que su amigo el diputado nacional Teodoro García, que junto con el alcalde de Yecla, Marcos Ortuño, forma parte del círculo más íntimo del ya expresidente, con el que comparte, incluso, una semana anual de vacaciones en verano en un velero alquilado

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook