08 de marzo de 2013
08.03.2013
Consejo de Gobierno

Hallan carne de caballo en tres lotes de hamburguesas en Cartagena

Ballesta asegura que "se está actuando de manera inmediata para asegurar calidad de todos productos que se están vendiendo" en Murcia

08.03.2013 | 14:13

El Gobierno regional, después de realizar los análisis correspondientes, ha confirmado la presencia de carne de caballo en tres lotes de hamburguesas retenidas en Cartagena.

Así lo ha confirmado el portavoz del Ejecutivo regional, José Ballesta, quien ha explicado que el Gobierno de la Región creo un grupo de trabajo desde que saltaran las alarmas, coordinado entre las consejerías de Sanidad y Política Social, Agricultura y Universidades.

Tras tomarse muestras, que han sido remitidas al Centro de Control de Calidad, ha apuntado, "no se ha detectado, hasta el momento, carne de equino en ninguno de estos productos de la muestra recogida en las inspecciones".

Ahora bien, ha especificado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, hace unos días saltó, en la Dirección General de Consumo, la alerta desde Madrid de la existencia de carne de equino en una partida de hamburguesas en una empresa distribuidora de Alicante, con un almacén en la ciudad de Cartagena.

Desde que saltó la misma, ha declarado el consejero del ramo, "se ordenó la inmediata inmovilización de esta partida y de los lotes analizados" en los que "se ha confirmado la existencia de carne de equino", y aunque uno de los tres contenía una cantidad menor del 1 por ciento (que la Unión Europea considera el límite para considerar adulterado el producto), los otros dos, contenían una cantidad superior.

PUEDE SER CONSUMIDA, CON SU DEBIDA ETIQUETACIÓN

Ballesta ha afirmado que estos lotes han sido inmovilizados "de manera inmediata", así como que no habían llegado a distribuirse, por lo que ha pedido tranquilidad "pues se está actuando de manera inmediata para asegurar la calidad de todos los productos que se están vendiendo a la Región de Murcia vinculados a la carne de vacuno".

En ningún caso, ha recordado, "esta carne implica ningún riesgo para la salud pública", de hecho "puede ser consumida, con la debida etiquetación, sin ningún problema para la salud", el problema, ha señalado, "está en el fraude que puede suponer que eso no se especifique en las etiquetas".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook