16 de febrero de 2020
16.02.2020

Insalubridad

Denuncian el abandono de siete solares en Torreciega

En el barrio hay varios parterres en mal estado que son foco de infecciones y están provocando "malos olores" y "suciedad"

15.02.2020 | 20:22
Uno de los terrenos de Torreciega repleto de maleza.

Algunos de los terrenos en mal estado carecen de vallas, provocando que los niños del barrio jueguen entre maleza.

Los vecinos de Torreciega llevan meses soportando «el mal olor» y «la suciedad» que proviene de las parcelas abandonadas en diferentes puntos del barrio y que están provocando molestias y malestar entre los habitantes, tal y como denuncia el representante vecinal de la zona, Teodosio Romero, quien también explica que es «tarea de los propietarios» de dichas parcelas mantener estos espacios «en condiciones».

Actualmente existen siete parterres que son los principales focos de insalubridad de la barriada. El primero de ellos se encuentra a escasos metros de la entrada a Torreciega, tras la bajada del mítico puente, concretamente en la vía Favencia. Este es el de mayor extensión, y según palabras de Romero, «uno de los que más nos preocupan». Del mismo modo, si se continúa paseando por Torreciega hay otro solar, en este caso al final de la calzada romana y en dirección al polígono industrial que regenta una inmobiliaria y que se encuentra también en pésimas condiciones. En la calle Escritor Horacio se ubica el solar que más quejas vecinales aglutina: «El problema es que la valla que lo delimita está rota», expone Romero, provocando que los pequeños del barrio se desplacen hasta allí y jueguen «con los ladrillos rotos» que hay en el suelo del parterre. Pero ese no es el único problema del solar, ya que hasta allí también se acercan algunos canes que «se llenan de pulgas», según indica el presidente de la asociación de vecinos. «Los dueños vienen a darme a mí las quejas», asevera.

En un estado similar se encuentran las parcelas de la calle Constantino y la avenida Tito Didio, donde la lluvia ha provocado la proliferación de malas hierbas que emiten un olor muy desagradable para los habitantes, así como el parque abandonado de la calle Séneca, «otro foco de infecciones», según Romero, y la parcela que hay frente al local social que «pertenecía a un señor ya fallecido que lo usaba como huerto».

Del mismo modo, Romero asegura que tras exponer el problema al edil de Participación Ciudadana, Diego Ortega, este envió a los técnicos municipales al barrio para valorar el problema y posibles soluciones por lo que el representante de los vecinos espera que esta situación se solvente «lo antes posible».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook