25 de noviembre de 2019
25.11.2019
La Opinión de Murcia

Reconocimiento

La polémica por el rechazo a declarar BIC el asiático desata una campaña en redes

MC insiste en que la negativa responde a que es un producto cartagenero y los populares recuerdan que el pastel de carne tampoco cuenta con este distintivo

25.11.2019 | 14:11
Café asiático.

Las redes sociales han servido este fin de semana de altavoz de las quejas de cartageneros que no han visto con buenos ojos el rechazo de la Comunidad Autónoma a declarar el café asiático Bien de Interés Cultural (BIC).

En Twitter, través de la etiqueta #asiáticocartagenero, usuarios han registrado entradas reivindicando la importancia de este café y criticando a la consejería de Cultura por no contemplarlo en el listado de los bienes más importantes de la Región de Murcia.

Muchos de esos tuits denuncian, además, que la Comunidad Autónoma sí lo haya incluido en la relación de tesoros gastronómicos para que la ciudad de Murcia se postule como Capital Gastronómica en 2020

Polémica entre PP y MC

La formación liderada por José López, de MC, ha sido una de las protagonistas de esta campaña. Varios de sus concejales han colgado tuits en los que se les puede ver tomando esta bebida cartagenera y lanzando un alegato a favor del café asiático y contra la decisión de la Comunidad Autónoma. 

El Partido Popular de Cartagena, por su parte, ha denunciado en varias entradas las "#mentirasMC", entre las que se encuentra una respuesta a las declaraciones del portavoz de los cartageneristas, Jesús Giménez, quien dijo que el rechazo de la CARM a declarar BIC el asiático se debe a que "es cartagenero".

En ese tuit, los populares recuerdan que la dirección general de Bienes Culturales también denegó la petición de catalogar el pastel de carne con este distintivo.

Relación de hechos

El pasado 19 de noviembre se conocía que la consejería de Educación y Cultura había rechazado el recurso de alzada presentado por Movimiento Ciudadano para lograr que el café asiático se convierta en BIC.

La Administración dio la razón así a la dirección general de Bienes Culturales, que en una resolución del pasado 5 de marzo desestimó la idea de MC al considerar que si bien esta bebida es "parte del patrimonio cultural inmaterial", no puede ser catalogada como BIC porque no existe "una práctica ritual o una costumbre vinculada a la elaboración de esta preparación del café y a su consumo".

No obstante, la Comunidad Autónoma aconsejó entonces -como hace ahora- su inventariado como "elemento del patrimonio inmaterial de la Región de Murcia".

Los cartageneristas promovieron la declaración basándose en "la singularidad de la receta, característica de Cartagena y su comarca, su copa exclusiva -creada en la fábrica de vidrio de Cartagena- y en su antigüedad, datando su creación a principios del siglo XX".

A la primera negativa de Bienes Culturales, Giménez presentó varias alegaciones. Una de ellas, en la que el portavoz de MC definía la resolución como "una disertación efectuada en la barra de alguna cafetería" más "que un estudio pormenorizado de la solicitud recibida", no fue tenida en cuenta por la Administración pues entendió que con esos argumentos se estaba despreciando la labor de los técnicos de la consejería.

En la última negativa se hace referencia a los informes emitidos por el Servicio de Patrimonio Histórico de fecha 4 de marzo y 18 de junio de 2019, que obran en el expediente, en los que "han quedado suficientemente reflejados argumentos para entender que el café asiático cartagenero no reúne elementos sólidos bastantes para poder ser calificado como de una singularidad cultural ni como de excepcional relevancia".

Estos requisitos "se estiman necesarios para que sea procedente la incoación del correspondiente procedimiento de declaración del referido café asiático como bien de interés cultural".

La orden agota la vía administrativa, pero MC podrá interponer un recurso contencioso-administrativo en el plazo de dos meses.

Según fuentes de la consejería, se trata de una cuestión analizada y resuelta por los técnicos y con criterios estrictamente técnicos. "De hecho, han realizado un trabajo de investigación histórica acudiendo a diversas fuentes, concluyendo que hay una indefinición en cuanto al origen de la bebida y su datación".

Estos criterios técnicos se basan en la aplicación de la Ley de Patrimonio de la Región de Murcia. La resolución concluye que no puede ser declarado BIC, pero indica que tanto el asiático y otros elementos que constituyen la singularidad de la gastronomía cartagenera se deben inventariar y definir para fomentar su conocimiento y salvaguarda de sus características propias.  

"La denegación de declaración como Bien de Interés Cultural del 'asiático cartagenero' es similar a la del 'pastel de carne murciano'. En ambos casos, los técnicos, según sus criterios y la ley, consideran que no pueden ser declarados BIC", añaden. 

El secretario autonómico de Cultura, Juan Antonio Lorca, destacó que "según estos criterios técnicos, nunca políticos, la inexistencia de una práctica ritual o una costumbre vinculada a la elaboración de esta preparación del café y a su consumo señalan al asiático como una receta tradicional de la comarca de Cartagena, pero no permiten considerar la catalogación como Bien de Interés Cultural como patrimonio inmaterial".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook