31 de diciembre de 2018
31.12.2018
La Opinión de Murcia

Protestas

Los vecinos de Alumbres se plantan para exigir el desvío de la vía férrea

También critican que tienen "medios de principios del siglo XX" para afrontar problemas ambientales

30.12.2018 | 20:03
Concentración de los vecinos de Alumbres en el puente de las vías del tren.

Unas trescientas personas se concentraron en la mañana del domingo en Alumbres, en un encuentro vecinal que ponía el foco en el inacabable asunto del desvío de las vías del tren. Una reivindicación histórica de los vecinos del valle de Escombreras, que han constituido una plataforma para exigir a los organismos públicos que pongan una solución.

Por ello, a eso de las 11 de la mañana se concentraron en el puente que divide la vía férrea. Una de sus exigencias es la falta de comunicación. Se quejan de que solo reciben promesas, pero ninguna propuesta concreta, y de que se enteran de las medidas por la prensa. Con la nueva inversión que va a llevar a cabo Adif, los vecinos están preocupados por si va aumentar el tráfico ferroviario y por el tipo de mercancías que van a transcurrir a diario por la zona. «Aquí, en algunas épocas, pasa un tren cada cuarto de hora. Son 16 o 18 vagones», apuntan los vecinos de Alumbres.

Pero lo que más les afecta es que esta vía del tren divide el pueblo en dos mitades, y además pasa tres metros por encima de las edificaciones. «El pueblo no ha podido crecer. Hay una zona que está aislada», señalan en Alumbres, que quieren evitar que circulen mercancías peligrosas en esas condiciones.

Después del acto reivindicativo, organizaron actividades deportivas y de animación infantil, y entregaron unos premios de un concurso de dibujo relacionados con la temática de la vía férrea. A las 13.30 leyeron un manifiesto, y a las 14.00 cocinaron una paella gigante para todos los asistentes.

La última noticia que han conocido es que la Autoridad Portuaria está estudiando la fórmula más adecuada para sacar las vías férreas de Alumbres, que rondaría los 30 millones de euros.

Dicen que les emplazaron a una reunión previa para hacer el estudio técnico y económico para el desvío del tren hace varios meses, y que dicho estudio estaría terminado para junio, pero de momento sólo saben el coste económico. En cualquier caso, aceptan que es el mejor momento para acabar con esta lacra que afecta a Alumbres, porque ahora sí «hay voluntad política».


En cuanto a los temas medioambientales, consideran que hay una serie de medidas que se tienen que tomar inmediatamente, porque los medios se han quedado obsoletos en cuanto a «sistemas de avisos a la población, de días de evacuación y de cinturón verde». Piensan que hay que invertir en la seguridad de los ciudadanos, pero que ello no afecte a que se limite la producción del valle de Escombreras. «En el siglo XXI, hay otras fórmulas. Tenemos medios de principios del siglo XX y estamos en el siglo XXI», reivindican.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook