04 de diciembre de 2019
04.12.2019

Ferrocarril y cambio climático: aliado natural

Renfe ofrece un descuento del 35% a los asistentes a la Cumbre del Clima. La oferta estará disponible entre los días 2 y 13 de diciembre

04.12.2019 | 15:30
El tren es el transporte menos contaminante.

Los clientes que optan por el tren a la hora de desplazarse suelen argüir razones como la comodidad, la rapidez, la buena ubicación de las estaciones o la posibilidad de relajarse o trabajar. A todas ellas deberían añadir que es también la opción más ecológica.

En términos de emisiones y excluyendo la bicicleta, el ferrocarril es el medio de transporte menos contaminante por viajero y kilómetro transportado. Por tanto, elegir el tren para los desplazamientos en lugar de otras alternativas tiene un efecto directo sobre el volumen de CO2 que se emite a la atmósfera y el cambio climático.

Para concienciar a los usuarios, Renfe comenzó el pasado mes de abril a proporcionar información a los viajeros de servicios Ave y Avant de su huella de carbono, aportando la comparación con modos competidores como el automóvil y los aviones.

Esta acción forma parte del Plan Director de Lucha contra el Cambio Climático 2018-2030 elaborado por la compañía junto a Adif, que recoge las líneas generales de actuación para contribuir desde el sector ferroviario a evitar que el incremento de la temperatura media global supere los 2 grados respecto a los niveles preindustriales. Sus líneas estratégicas son la gestión de la energía, la eficiencia energética, la descarbonización y la cultura de sensibilización ante distintos grupos de interés dentro y fuera de las organizaciones.

Como afirman desde la compañía, "el transporte es el sector del que procede el 26% de las emisiones de GEI en España y el ferrocarril es, con diferencia, el modo menos emisor respecto a la carretera y la aviación, de ahí que el cambio modal hacia los trenes sea uno de los objetivos generales del Plan, sobre la base del Libro Blanco del Transporte de la Unión Europea". Renfe asegura que esta transferencia modal hacia el ferrocarril, tanto de mercancías como de viajeros paulatina, tiene por objetivo "alcanzar una reducción de las emisiones del 2% para 2030 en el sector del transporte en España. Dado que Adif y Renfe contribuyen a un 1% de las emisiones del sector, esta transferencia conseguiría reducir casi el doble de lo que se emite".

Transporte de pasajeros y mercancías


Además de esta iniciativa, Renfe presentó recientemente el "Tren de Noé", con el objetivo de "llamar la atención de la sociedad sobre la urgente necesidad de lograr en Europa un incremento de la cuota modal del tren en el transporte de mercancías del 18% actual al 30% en 2030". En España apenas supera el 4%.

El tren, que inició su recorrido en Polonia con motivo de la anterior Cumbre del Clima, COP24, ha circulado por diversos países y pudo visitarse el pasado mes de septiembre en Madrid y Barcelona. Una oportunidad única para ver de cerca la considerada como la obra más larga del mundo, con sus 200 metros de longitud.

El "Tren de Noé", impulsado por la alianza Rail Freight Forward, RFF, de la que Renfe Mercancías forma parte, está formado por contenedores pintados con imágenes de animales. Son murales obra de prestigiosos artistas urbanos de diferentes países, como los españoles Sabek y Misterpiro.

Tal y como informa Renfe, el transporte por ferrocarril, tanto de mercancías como de viajeros, "lleva aparejados ahorros por costes externos", es decir, monetización de las consecuencias que el transporte genera: "emisión de gases contaminantes a la atmósfera, consumo energético, siniestralidad, contaminación acústica y menor congestión de tráfico".

"Si se contara con una cuota del 30% en el transporte ferroviario de mercancías el total de ahorros por costes externos sería de 100.000 millones de euros en diez años, se emitirían 290 millones de toneladas de CO2 menos a la atmósfera y se consumiría seis veces menos de energía. También se reducirán las muertes por accidentes de tráfico ya que el ferrocarril ocasiona 85 veces menos accidentes que la carretera", aseguran.


Lucha contra el cambio climático


En conjunto, las medidas recogidas en el Plan Director de Lucha contra el Cambio Climático 2018-2030 de Renfe están dirigidas a poder conseguir una reducción acumulada del consumo energético de unos 5.300 GW/h hasta el año 2030. Además, la reducción de emisiones de GEI acumuladas podrían superar las 9,9 millones de toneladas de CO2 también en 2030, es decir, una reducción de emisiones superior al 30% de las que genera el ferrocarril en España. Por su parte, en términos de ahorro económico, la estimación supera los 250 millones de euros.

Unas metas alineadas con la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible auspiciados por la ONU, en especial los relativos a energía asequible y no contaminante y acción por el clima.

Renfe ofrece un descuento del 35% a los asistentes a la Cumbre del Clima. La oferta estará disponible entre los días 2 y 13 de diciembre, periodo en el que se celebrará la Cumbre en Madrid en trenes de Larga Distancia, Ave y Avant.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook