Opinando entre lobos

Las generales en la Región de Murcia

29.06.2016 | 04:00
José Hernández Mondéjar

Habrá sido por múltiples razones, pero la mayoría de murcianos lo han dejando bien claro, quieren que el Partido Popular sea el que siga gobernando. Eso no significa que los murcianos estén de acuerdo con los trapicheos de algunos populares, que una cosa es la política de gobierno y otra la ligereza que tienen algunos cuando gobiernan. Con independencia de lo que pase con Rajoy, si forma Gobierno o se queda en ná, a nosotros, los murcianos, estas elecciones generales nos han dado la oportunidad de saber como está la cosa por nuestra casa, que últimamente parecía un poco revuelta y desmadrada. Veamos como queda la Región después de estas votaciones.

El Partido Popular, con respecto a las últimas ha crecido en 38.494 votos, lo que significa que hoy obtendría la mayoría absoluta si se celebrasen elecciones regionales anticipadas, eso si, con el antiguo sistema de reparto de escaños por circunscripciones. O lo que es lo mismo, los murcianos han sabido valorar la buena gestión del presidente Pedro Antonio dejando a un lado los dimes y diretes, hartos ya de tantas amenazas y porquería, que algunos siempre tienen en la boca.

El Partido Socialista de mi querido Rafael González Tovar, que ya en las últimas elecciones tocó el subsuelo del voto y se quedó tan pancho, en éstas ha vuelto a batir un récord de caída libre, perdiendo 3.561 votos€ pero, tranquilos, que no pasa nada, lo importante es que han salido como diputados su hija, que iba en primer lugar, y mi Pedro Saura, que casi se queda fuera del Congreso.

Ciudadanos, ese partido de la esperanza nueva y del que tanto se esperaba, ha perdido en seis meses, ni más ni menos que 16.996 votos, aunque ha mantenido sus dos diputados, eso sí, por los pelos. Su pacto nacional con los socialistas y sus problemas internos le han pasado factura. Ojo, Miguelín, que así empezó UPyD y ya ven como ha terminado.

Unidos Podemos, de Oscar Urralburu, el gran partido nacido de la coalición de fuerzas de extrema izquierda, ese partido para el que nada de lo hecho hasta ahora es válido, que no tiene más visión que ver todo lo del PP en negativo y enmierdado, que quería arrollarlo todo€ es el que más ha sufrido los efectos de las urnas con una pérdida de 30.473 votos. Vamos, ná.

Por lo tanto, que el PP haya subido no es de extrañar pues, como ya he dicho muchas veces, Pedro Antonio lo está haciendo muy bien. Pero hay algo más, porque eso tan solo no hubiese sido suficiente para remontar tan alto. Ha sido el miedo, sí, el miedo que los propios de Podemos se han encargado de sembrar entre todos los sectores sociales con sus agresivos discursos. Ese voto del miedo ha sido el mejor aliado de los populares en una región históricamente conservadora.

Otra cosa es lo que le ha pasado al PSOE, por mucho triunfalismo que exhiba su secretario general. La realidad es que el PSOE se ha vuelto a hundir de la mano de Rafael González Tovar. Unos dirán que son unos pocos votos, y es verdad, pero unos pocos votos de pérdida donde ya casi no los hay, son muchos. También es verdad que Tovar ha cumplido los objetivos, que eran sacar dos diputados y evitar que le ganase Podemos, pero esto no tapa la realidad, como que el PSOE, bajo su dirección, sigue en caída libre, con un claro mensaje de los votantes socialistas de ´vete ya´. A ver, ¿cuánto hay que hundir al PSOE para que su máximo dirigente se vaya? ¿con qué respaldo social y autoridad electoral va a pedir Tovar que se vaya Pedro Antonio para ponerse él? ¡Ay! algunos ya debieran haber entendido que el reloj de arena que marca su fin de la política se ha vaciado.

No hay ninguna duda de que la derrota de Ciudadanos se debe principalmente a su pacto nacional con el PSOE. No así en nuestra Región, donde Miguelín estuvo muy sagaz manteniéndole la corona a Pedro Antonio y negándosela a Rafagón, lo que le ha permitido mantener dos diputados a pesar de la pérdida de votos. Quizás si se decidiese a participar en el gobierno de Pedro Antonio afianzaría su posición como partido de centro, pero como se le ocurra meter una moción de censura, destituir a PAS y laurear a Tovar, en una región donde predomina la derecha y el centro moderado, sería su tumba política. Es de esperar que haya entendido el mensaje de las urnas, porque si no€

Unidos Podemos han sido víctimas de sus propia ideología, si es que tienen alguna otra que no sea ir en contra de tó lo que se menea. Su cansino mensaje de luchar por las libertades, de recuperar la democracia, de eliminar la esclavitud, que la sanidad no vale, que la educación tampoco, que las reformas laborales hay que quitarlas, de sueldos para todos, de mantas para los perros y que vienen a salvarnos de nosotros mismos, ya no cuela en estos tiempos y en este país, que no se llama Venezuela. Si se hubiesen dado cuenta de que aquí la gente no quiere follones, quizás la cosa les hubiese ido mejor, pero se han hartado de sembrar el mensaje de romperlo todo porque nada vale, lo que ha provocado el voto del miedo, favoreciendo al PP y fortaleciendo a Pedro Antonio Sánchez como presidente.
Así están las cosas. Aunque ustedes les vean felices y contentos, menos los del PP todos llevan la procesión por dentro€ pero ninguno dimite ¿Qué tendrá la política?

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine