Entre sus labores

Tertulias de verano

28.06.2016 | 04:00
Kika Tomás y Garrido

El ardiente sol del verano extiende sus rayos por doquier llenando de luz y color los días de la temporada por excelencia de vacaciones.

También las noches brillan bajo un cielo cuajado de estrellas. Es tiempo de ir y venir, de entrar y salir, de encuentros esperados o no, de estar unos con otros sin pausa ni prisa. Familia, vecinos, amigos y variopintos compañeros de viaje van perfilando nuestro itinerario vacacional con paradas en las innumerables y gratificantes tertulias de verano.

En el recuerdo, las mejores de antaño bajo el cenador de un precioso jardín, a la luz de la luna y el rescoldo de una barbacoa, junto a la piscina y el parterre. Canciones familiares al son de una vieja guitarra. Conversaciones engarzadas con lazos familiares. Historia de historias. Cuentos y leyendas. Proyectos y promesas. Hablar y escuchar. Aprender a vivir, soñar, despertar.

Tertulias en las mil terrazas de ciudades y playas. Música, mar de fondo, arena, castillos€En el aire, la canción del verano, y el sonsonete, los dimes y diretes, deberes de vacaciones para ir recuperando€ Aliento de enamorados, suave brisa, amores de verano. Y los de siempre, intentando mejorarlos. Tertulias de niños, adolescentes, jóvenes, gente madura y entrada en años. Espontaneidad y experiencia. Juego de palabras y palabras en juego. Tertulias políticas. Promesas y pactos. Hechos y deshechos. Puzle democrático. ¿Quién tiene la palabra?

Tertulias de toma y daca, sin olvidar nada. Atrás donde dije Diego y digo nada. Tertulias a tener en cuenta por quien pueda gobernar y cumplir su palabra. Tertulias de verano con sol, luna y estrellas, haciendo familia, trasmitiendo de generación en generación lo mejor de quererse, conversaciones fluidas, formales e informales. Experiencias, anécdotas, añoranzas e ilusiones. Sonrisas y lágrimas que hacen jugoso el sabor de la vida. Días de luz y noches brillantes con lluvia de estrellas. Descanso sin descanso, jeroglífico para principiantes.

Tertulias de verano. La alegría del encuentro y la esperanza del adiós o hasta luego. Voces que chirrían y palabras quedas. Melodías y
música festera. Conciertos y desconciertos. Risas, gritos, alegría, sorpresa. Alrededor de una mesa, sentados en la arena, sobre unas rocas, en el bordillo de una acera o en el borde de la piscina€ dentro, fuera. Tertulias en un parque, de paseo, sentados en un banco o bajo la sombra de un árbol cualquiera sea morera, sauce, palmera, almendro, tilero, higuera€ Tertulias de verano, aperitivos, helados y cafelitos, sobremesa, meriendas y cenas.

Hablar y escuchar, aprender y enseñar, comprender y olvidar. Celebrar fiestas de familia y encuentros de amistad. Estar juntos distendidamente y disfrutar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine