La balanza inmóvil

En funciones

15.04.2016 | 04:00
Joaquín Ángel de Domingo

En funciones. Es lo que predomina en nuestros días. El poder Ejecutivo a nivel nacional lo está, gracias al gran ejemplo de diálogo, comprensión y desinterés mostrado por los elegidos. A nivel regional, no pero casi, dado los pactos PP-Ciudadanos y la imputación o investigación judicial si se produce, de algún político. Y ya lo que riza el rizo es el Poder Judicial de nuestra Comunidad Autónoma. También su presidente se encuentra en funciones, como consecuencia de un recurso contencioso administrativo planteado por una compañera. El Tribunal Supremo, su Sala Tercera, la misma, aunque no las mismas personas, que a mí hace más de veinticinco años también anuló mi nombramiento. Ha dicho que el Consejo General del Poder Judicial no motivó suficientemente la designación de Pascual del Riquelme o incurrió en defectos de forma en general en su nombramiento. No entra, pues, en el fondo ni en la discriminación alegada por la recurrente, según parece ya que la sentencia aún no se conoce, solo el resultado.

Tiene bemoles que el Consejo no motive bien sus resoluciones cuando siendo el más alto órgano, eso sí, solamente gubernativo „cosa que se lo recuerda de vez en cuando el Supremo en sentencias como ésta„, de los jueces y magistrados españoles. ¿Reabrirá nuevo proceso para que se presenten los candidatos que quieran nuevamente? ¿O lo más probable, elegirán entre los dos Pascual del Riquelme y Alonso Saura, y si acaso también el tercer candidato de entonces Pacheco? Lo que está claro es que el nombramiento es nulo y que no ha sido puesta por el Supremo como presidenta del Tribunal Superior de Justicia de Murcia a la demandante, como creo se pedía también.

En consecuencia, si el Consejo sigue pensando que el idóneo porque tiene más méritos para presidir nuestro TSJ sigue siendo Pascual del Riquelme, subsanará sus defectos y motivará, ahora sí, supongo (salvo superior criterio del TS) suficientemente el nombramiento otra vez del mismo. Pero también puede suceder que el Consejo nombre a la otra candidata, al considerar que en realidad tiene más méritos o porque se está ante un defecto ya insubsanable.

Mientras tanto las cuatro asociaciones de jueces „Profesional de la Magistratura, Jueces y Magistrados Francisco de Vitoria, Jueces para la Democracia y Asociación Foro Judicial Independiente„ a lo suyo, que es lo nuestro y lo de todos los ciudadanos. Reunidas las mismas han emitido un comunicado conjunto (¡biennnn!) diciendo que la tasa de jueces por habitante en España es una de las más bajas de la UE. En ésta son 21 por cada 100.000 habitantes y España tiene solo 12. Y encima últimamente con la crisis económica se han reducido las convocatorias de plazas de juez y la creación de órganos judiciales. Ante esta situación las cuatro asociaciones dichas han conseguido que Ciudadanos el 31 de marzo pasado presentara una proposición no de ley encaminada a instar la creación de nuevas plazas judiciales por ser una cuestión de Estado.

La única diferencia entre el legislativo nacional y el poder judicial de Murcia es que aquellos no están trabajando (creo) y siguen cobrando (creo). En tanto que el presidente en funciones del poder judicial de Murcia, cobra porque sigue trabajando.

Todo pasa y todo queda...
Antonio Machado

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine