Entre sus labores

Álvaro del Portillo. Datos de un santo

24.09.2014 | 04:00
<span style=´font-weight:bold;´>Álvaro del Portillo</span>. Datos de un santo
Álvaro del Portillo. Datos de un santo

Me he atrevido a hacer un juego de palabras con la original exposición Un santo en datos, que ha recorrido distintos lugares de nuestra geografía y que se podrá visitar hasta el 28 de septiembre en el Centro de Turismo de Colón en Madrid. Infografías, imágenes y videos muestran la biografía del sucesor de San Josemaría Escrivá de Balaguer con motivo de su beatificación el próximo sábado 27 de septiembre en la capital española. La ceremonia estará presidida por el cardenal Angelo Amato, prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos. Un juego de palabras casi de andar por casa, abriendo una ventana más para invitar a conocer la historia de un hombre fiel que dedicó su vida al servicio de los demás siendo piedra angular en la consolidación del Opus Dei como 'una partecica' de la Iglesia católica. No en vano, San Josemaría le llamaba cariñosamente Saxum (roca).

Siempre mostró su predilección por los más desfavorecidos impulsando proyectos sociales y educativos en distintas partes del mundo, de ahí que en torno a la beatificación se han desarrollado importantes actividades solidarias, desde recogida de alimentos en más de cuarenta ciudades españolas, a la posibilidad de colaborar personalmente en distintas iniciativas sociales del Opus Dei.

«Los santos no nacen, se hacen», afirmaba en una entrevista José Carlos Martín de la Hoz, vicepostulador de la causa de canonización de don Álvaro del Portillo. También subrayó que «los santos nos explican que se puede ser feliz ya en esta vida. Se puede ser feliz viviendo el cielo en la tierra. Ellos nos muestran cómo ser feliz mediante la oración. Los santos son amigos de Dios y amigos de los hombres. Con los santos se establece una relación de complicidad, hay intimidad con ellos».

El primer prelado del Opus Dei puede ser el gran intercesor de este mundo nuestro tan necesitado de fe, paz y compasión. El paso definitivo en la causa de canonización fue el milagro que la Santa Sede atribuyó a la intercesión de don Álvaro cuando en Santiago de Chile un niño se recuperó tras un paro cardíaco de más de media hora en el año 2003. Personas de países tan diversos como Emiratos Árabes, Islandia, Nueva Zelanda y Corea del Sur han confirmado su asistencia a la beatificación. Gentes de todo el mundo entre los que se cuentan cerca de 3.000 murcianicos. Para quienes por una causa u otra no puedan asistir, habrá retransmisión en directo vía internet y distintos canales de televisión.
Predicó San Josemaría que la santidad es hacer poesía de la prosa de cada día. De cuando en cuando, es bueno asistir a un recital. Datos de un santo.

Enlaces recomendados: Premios Cine