OIimpiadas

Baja la cantidad, mejora la calidad

El deporte murciano, que ha pasado de tener doce olímpicos en Londres 2012 a solo tres en Río 2016, ha sufrido en los últimos cuatro años los efectos de la crisis

03.08.2016 | 04:00
Alejandro Valverde, Laura Gil, con su compañera Quevedo y Miguel Ángel López.

El deporte murciano ha pasado de tener doce representantes en los Juegos de Londres 2012, la mayor cantidad de su historia, a solo tres. El frenazo ha dejado a nuestra Comunidad Autónoma en el furgón de cola nacional. La crisis ha dejado un rastro innegable en nuestro deporte, aunque nadie pone en duda la calidad del trío de deportistas que van a estar en los Juegos de Río que comienzan este viernes. El atleta Miguel Ángel López, el ciclista Alejandro Valverde y la jugadora de la selección española de baloncesto Laura Gil acuden todos ellos con opciones claras de lograr una medalla.

Hace cuatro años, el deporte regional vivió unos Juegos prolíficos. Los ciclistas Alejandro Valverde, Luis León Sánchez, José Joaquín Rojas, Eloy Teruel y Pablo Aitor Bernal; el tirador Javier López Sánchez; los atletas Miguel Ángel López, Úrsula Ruiz y Benjamín Sánchez; el futbolista Alberto Botía; y los tenistas Nicolás Almagro y María José Martínez Sánchez formaron la delegación más numerosa de la historia, a los que también se sumaron dos asimilados, el ciclista de mountain bike afincado en la Región Sergio Mantecón, y la jugadora de tenis de mesa del UCAM Cartagena Yanfei Shen.

La cantidad, por tanto, ha sufrido un espectacular frenazo coincidiendo con años marcados por la crisis económica, que han azotado al deporte de forma especial. De hecho, en 2012 las ayudas a las federaciones regionales por parte del Gobierno regional desaparecieron, coincidiendo también con la eliminación de las becas a deportistas, que se han recuperado en 2016. La contribución de las arcas públicas a las territoriales se ha recuperado desde 2014, pero sin llegar a los niveles de otros tiempos en los que la alegría económica era otra. Incluso se fueron al traste las ayudas de empresas privadas que ´explotaron´, obligando a muchos a reinventarse.

Juanma Molina, exatleta y actualmente presidente de la Federación de Atletismo de la Región de Murcia, ha visto como su deporte ha pasado de tener tres representantes en Londres a solo uno, aunque con muchas opciones de obtener la segunda medalla de la historia tras la ya lejana plata de Antonio Peñalver en Barcelona 92. «El atletismo ha notado que hemos estado varios años sin ayudas a deportistas de alto nivel de la Región. Es evidente que la crisis ha afectado mucho. Por ello tenemos que potenciar en el próximo ciclo olímpico el deporte de alto nivel porque tenemos más licencias y hay más gente que practica deporte, pero nos falta alto nivel», explica el ciezano.

«Hay que cambiar el modelo», añade Molina, quien fue olímpico en Atenas 2004 y Pekín 2008, «porque es muy complicado para los deportistas llegar a la élite si no tienen ayuda», recalca, haciendo hincapié en que muchos atletas no logran dar el salto al profesionalismo por la ausencia de subvenciones, como ha ocurrido recientemente con el velocista murciano Bertrand Alcaraz, quien podría haber estado en el equipo de relevos español, «pero que ha decidido dejar la práctica deportiva a alto nivel» por la imposibilidad de compaginarlo con un trabajo.

José María López Gullón, presidente de la Unión de Federaciones Deportivas de la Región y que está al mando de la Territorial de Lucha Olímpica, recalca que para recuperar las cuotas de antaño de deportistas olímpicos en la Región, se debe «apostar por la tecnificación y el alto rendimiento», y que uno de los motivos que han influido en el descenso de los últimos cuatro años ha estado «en la ausencia de becas a deportistas, que se eliminaron en 2011 y se han recuperado ahora». «Con solo tres deportistas, estamos muy lejos de otras comunidad autónomas y nos situamos solo por encima de Ceuta y Melilla», explica el murciano, quien considera también esencial que el Gobierno regional apueste por una instalación como el «CAR de Los Narejos», donde se puede dar cabida a esos programas de tecnificación que demanda.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine