17 de abril de 2018
17.04.2018
Lorca

Los vecinos de San Pedro se echan a la calle por su local social

Exigen que se busque una alternativa al albergue de transeúntes en alguno de los locales que ofrecen

17.04.2018 | 04:00
Los vecinos del barrio de San Pedro se echaron ayer a la calle con pancartas para no perder su centro social.

Vecinos de la barriada lorquina de San Pedro se echaron ayer a la calle para exigir al equipo de Gobierno del Partido Popular que les devuelva el local social en el que realizaban sus actividades y cuya infraestructura está siendo acondicionada para ubicar en él el albergue de transeúntes. Los vecinos no están en contra de que el albergue de transeúntes se ubique en el barrio de San Pedro, pero no quieren que se haga precisamente en este lugar en el que, según ellos, han venido desarrollando sus actividades la asociación de mujeres que a raíz de las obras se tienen que desplazar hasta otro local en el barrio de Santiago.

Miembros de la nueva junta directiva de la asociación de vecinos de San Pedro, que se constituyó el sábado, ofrecieron una larga lista de locales de la barriada en los que se podría instalar el albergue de transeúntes y no están dispuestos a ceder. Aseguran sentirse indefensos e ignorados «ante un equipo de Gobierno del PP que, sin consultar con nadie, nos ha dejado en la calle, sin nuestro histórico local social, inaugurado en el año 1979». Miguel Ángel Amores, Juana María Sánchez e Isabel Marúa Ruiz, miembros de la nueva junta directiva, señalaron ayer que el Ayuntamiento ha decidido «de manera unilateral quitarnos el único espacio de participación vecinal como era nuestro local social».

Los vecinos desplegaron varias pancartas en las que se podía leer: 'El local social de San Pedro tiene más de 30 años', 'San Pedro somos todos', 'Estamos en la calle', 'Queremos nuestro local social' o 'Vecinos unidos jamás serán vencidos'. Los vecinos en su concentración de ayer estuvieron apoyados por concejales de los partidos socialista, Izquierda Unida-Verdes y Ciudadanos.

«Sólo lo usan cinco personas»

Por su parte, el alcalde, Fulgencio Gil, señala que dicho local estaba infrautilizado . «Sólo lo utilizaban cinco personas», dijo, añadiendo que por eso se decidió instalar allí el albergue de transeúntes. No obstante ha prometido que se reunirá con los vecinos y les ofrecerá una nueva ubicación dentro del barrio en la que pueda desarrollar sus actividades la nueva asociación de vecinos. Asimismo asegura que «la sede de la asociación de mujeres seguirá estando en el barrio de Santiago donde se les ha ofrecido a este colectivo unas nuevas instalaciones».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine