12 de febrero de 2018
12.02.2018
Lorca

Nadie más solidario que las Hijas de la Caridad

La compañía de San Vicente de Paul ha atendido a más de 1.800 menores en riesgo de exclusión social en los barrios lorquinos más desfavorecidos

12.02.2018 | 04:00
Nadie más solidario que las Hijas de la Caridad

Las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl, en Lorca, han atendido ya a unos 1.800 niños y niñas, de entre 3 y 16 años, de los barrios más desfavorecidos de la ciudad a quienes cada tarde acogen en su sede, tras finalizar la jornada escolar con el fin de que no sigan en la calle hasta que los padres regresan del trabajo a casa. El proyecto que desarrollan desde hace 18 años se denomina ALCA (Alternativa a la calle) y sirve de acompañamiento extraescolar, como señala Sor María Rosa.

Aunque la presencia en Lorca de las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl se remonta a 107 años atrás, el proyecto ALCA se viene desarrollando desde hace 18 años atendiendo a una media de 100 menores por año. Se trata, según Sor María Rosa, en la mayoría de los casos, de niños inmigrantes o de etnia gitana con escasos recursos económicos por parte de las familias.


Mucho espacio, «cero medios»

En la sede de las Hijas de la Caridad, los pequeños reciben acompañamiento extraescolar y son atendidos hasta que sus padres pueden hacerse cargo de ellos. El número de Hijas de la Caridad que hay en Lorca es de 6, «aunque ahora solamente somos cuatro, por motivos familiares», dice Sor María Rosa quien además señala: «Tenemos mucho espacio pero cero medios para poder hacer frente a todas las necesidades».

El alcalde de Lorca, Fulgencio Gil, que la pasada semana visitaba la sede, manifestó que «las Hijas de la Caridad constituyen un ejemplo de entrega y compromiso social, especialmente con niños en riesgo de exclusión social».

Las Hijas de la Caridad de San Vicente Paúl, en colaboración con el Ayuntamiento, desarrollan el proyecto ALCA a través del cual se llevan a cabo diferentes actividades con los niños de los barrios altos, así como el proyecto 'Renacer', gracias al cual las madres adolescentes adquieren formación y habilidades sociales.

El Ayuntamiento aporta 4.500 euros para el proyecto ALCA mientras que para el otro cuenta con funcionarias municipales que ofrecen a las jóvenes actividades formativas y adquisición de habilidades sociales.

En el proyecto 'Renacer' participan jóvenes de entre 16 y 20 años.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine