PÁDEL

Un salto al grupo de los elegidos

Víctor Ruiz, José David Sánchez, Álvaro García y Antonio Muñoz se codean en cada torneo con los mejores jugadores de pádel del mundo

06.10.2016 | 12:46
Un salto al grupo de los elegidos

De la Región a la elite. El pádel, aparentemente reservado para una minoría en el tramo final del siglo pasado, se consolida cada día como uno de los deportes más practicados en España. Así se demuestra, por ejemplo, en la Región de Murcia, que además de presumir de Patty Llaguno, en su día número del mundo, cuenta con una legión de jóvenes talentos en el circuito profesional masculino.

Lejos, aunque no demasiado, queda la época en la que el pádel se contemplaba como un deporte elitista. En apenas diez años se ha desprendido de la etiqueta de 'semi desconocido' para convertirse en uno de los más practicados en España. Y uno de los ejemplos que ilustra la eclosión que vive esta modalidad deportiva se localiza en la Región de Murcia, que puede presumir de una figura como Patty Llaguno (campeona del mundo, poseedora de varios campeonatos de España y capaz de abrazar en su día el número uno mundial), pero también de un cuarteto de auténtico lujo (formado por Víctor Ruiz, José David Sánchez, Álvaro García y Antonio Muñoz) que está dando que hablar en el circuito profesional masculino.

Los resultados acumulados hasta la fecha señalan a Víctor Ruiz (Cartagena, 1989) como el palista mejor colocado de cuantos representan a la Comunidad Autónoma murciana en el World Padel Tour (WPT). Así lo indica su puesto actual en el ránking (51º), que pasa por ser el premio a una meteórica ascensión que comenzó cuando, hace siete años y tras disfrutar de dos etapas jugando al tenis, se decidió a cambiar la raqueta por la pala. «En ningún momento pensé que podía llegar hasta donde estoy ahora», asegura el jugador cartagenero, que se inició «directamente en Segunda División» y apenas un año y medio después comenzó a ganar numerosos torneos. Su incursión en el profesionalismo le ha permitido codearse con los grandes de este deporte, con los que compite en diferentes campeonatos, alcanzando cotas tan destacadas como los cuartos de final que consiguió en su reciente participación junto a Javier Limones en la prestigiosa cita de La Nucía, donde la pareja número uno les privó de llegar a las semifinales.

Dentro del 'top 100' también se encuentra José David Sánchez, de 21 años y natural del Barrio del Carmen de la capital murciana. Sus desembarco en el WPT se hizo realidad hace dos años, algo muy meritorio si se tiene en cuenta que la primera vez que cogió una pala de pádel fue hace cinco años para competir en cuarta categoría. Desde entonces, y pese a su juventud, no ha dejado de madurar hasta alcanzar, de momento, el puesto 97 de la clasificación mundial. Desde hace unos meses tiene como pareja a Juan Carlos Ferrero, uno de los mejores tenistas españoles de la historia: «Nos hemos hecho buenos amigos y, después de romper con mi pareja, decidimos jugar juntos para desconectar. No hicimos mal resultado y desde entonces jugamos juntos». «Es admirable que, a pesar de tener la vida resuelta, muestre esas ganas de competir. Lo lleva en la sangre», reconoce Sánchez, que otorga buena parte del mérito de su situación deportiva actual a «los patrocinadores y y la gente que te anima cuando estás mal ya que sin ellos nada sería posible».

En la misma línea se pronuncia Antonio Muñoz, conocido deportivamente como 'Perula' (un apodo que le viene de familia). «Los patrocinadores son nuestro pilar. Sin ellos todo sería imposible porque son muchos los gastos que tenemos que afrontar», admite este aguileño de 23 años, que se introdujo en el pádel hace nueve y acumula un lustro dentro de un circuito profesional que cataloga como «igualado, quitando las ocho mejores parejas del mundo».

El ránking indica que 'Perula' ostenta el puesto 115 del WPT, por lo que lo mejor todavía está por llegar. «Empecé a jugar al pádel como un hobby y la posibilidad de luchar por meterme entre los mejores ha llegado recientemente», explica un jugador que además de entrenar a diario en su Águilas natal (bajo la dirección de José García) acude con frecuencia, de la misma forma que el resto de sus paisanos, a Madrid, donde se ejercita de la mano de Rodrigo Ovide junto a los grandes jugadores de este deporte.

Otro de los referentes del pádel masculino en la Región de Murcia es Álvaro García (Santiago de la Ribera, 1989), cuya posición en la clasificación mundial (112º) le convierte (al igual que José David Sánchez y Antonio Muñoz) en un fijo en las pre previas y en las fases previas de los torneos del WPT, quedándose en más de una ocasión a un paso de entrar en el cuadro final. Más allá de plantearse retos a largo plazo, su objetivo es «jugar mejor cada día y encontrarme a gusto en la pista». Una reflexión que habla a las claras de la personalidad de un deportista que, tras pasar por el tenis y el fútbol, se ha ganado un sitio en la elite con apenas siete años de experiencia.

Álvaro García, Antonio Muñoz y Víctor Ruiz apuestan por marcas de la Región de Murcia a la hora de elegir sus 'herramientas de juego'. Los dos primeros utilizan palas Siux, una de las firmas más reconocidas en la actualidad y que tiene entre sus clientes más ilustres al argentino Cristian Gutiérrez. Por su parte, Víctor Ruiz es una de las imágenes de Wingpadel, una marca que se ha estrenado este año en el World Padel Tour y en la que confían, por ejemplo, hasta cuatro jugadores del 'top 50'. Tanto Siux como Wingpadel se distinguen por fabricar palas de pádel de primera calidad y para todos los jugadores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine