NATACIÓN. Balance

Un bronce y dos récords para España en el Mundial de Kazán

La catalana Jessica Vall ha sido la estrella del equipo gracias a su inesperada medalla en los 200 braza

09.08.2015 | 21:37
La nadadora española Jessica Vall

Una medalla de bronce, la conseguida por Jessica Vall en los 200 braza, dos récords de España -Vall y el relevo masculino 4x200 con clasificación olímpica incluida- y dos posiciones en finales es lo que aportó el equipo español de natación en el Mundial que ha finalizado en Kazán.

La catalana Jessica Vall ha sido la estrella del equipo. Su inesperado bronce en los 200 braza, en el que batió el récord de España, ha sido la gran noticia.

Vall nadó unos últimos 50 metros fabulosos para dejar el crono en 2:22.76 y acabar con un récord que tenía en su poder Marina García. La barcelonesa compartió el podio con la danesa Rikke Moller Pedersen, vigente plusmarquista mundial, y la china Jinglin Shi.

El otro logro fue el récord de España del equipo masculino de 4x200, que rebajó el tope nacional en más de cuatro segundos. El cuarteto formado por Miguel Durán, Albert Puig, Víctor Martín y Marc Sánchez nadó en 7:11.39, no obtuvo pase para la final, pero sí clasificación para los Juegos Olimpicos.

Junto con Jessica Vall, la otra finalista española en Kazán fue Melani Costa, en la prueba de los 400 libre. También es reseñable la mejor marca personal de Marc Sánchez en los 800 (7:51.19).

Los pobres resultados del equipo son consecuencia directa de la baja de la estrella del equipo, Mireia Belmonte, que no acudió a Kazán debido a problemas físicos.

Con la badalonesa en plenas condiciones, los resultados seguramente hubieran sido otros. En una simulación de los mejores tiempos de Belmonte a las diferentes pruebas que optaba en este Mundial, la catalana podría haberse llevado el oro en los 200 mariposa y la plata en los 400 estilos.

"Hemos realizado una valoración diaria de los resultados en este Mundial y no podemos estar contentos, aunque hemos ido mejorando", ha asegurado José Antonio del Castillo, director de alto rendimiento de la RFEN.

Asegura que se quiere dar un toque diferente a la planificación del equipo olímpico y se basará en el entrenamiento combinado con la disputa de las competiciones.

"La planificación está hecha. Veremos con nada entrenador lo que se adapta más a su programa, buscaremos competiciones y será el punto clave en la fase de carga (de trabajo físico). Necesitamos competir con rivales más directos y también se realizará, como ya hacemos, trabajo de altura o ayuda de cámara hipobárica", ha comentado.

Ha asegurado que cuando se llega a un Mundial el objetivo es siempre "hacer la mejor marca personal del año", pero cuando llegas a una competición de este nivel "la realidad es todavía más dura", aunque ha insistido en que los nadadores "han competido lo mejor posible".

Del Castillo se ha referido a cuestiones puntuales. "Judit Ignacio -subcampeona de Europa en los 200 mariposa- era un uno fijo en la quiniela de finalistas; Rafa Muñoz no hizo una buena salida y Jessica Vall no va bien en los 100", ha comentado.

En cuanto a la comparación con el anterior Mundial, el director de alto rendimiento de la RFEN ha recordado que se disputó tras unos Juegos Olímpicos y en casa con lo que "la motivación estaba a tope".

"En 2014, en el Europeo se presentó como una oportunidad, y en el tercer año -del ciclo- hay un bajón, no por entrenamientos, sino porque se han variado algunos planteamientos. Parece algo más mental o de objetivos", ha dicho.

También se ha referido a circunstancias personales de los nadadores -los problemas de salud en algunos casos; otros ligados a cuestiones personales o al nivel de preparación- para justificar determinadas actuaciones.

En líneas generales considera que el equipo tiene que ser consistente, pero que en este Mundial la única que lo ha conseguido ha sido Jessica Vall.

Además del Castillo ha dicho sobre Mireia Belmonte que "va a ser complicado que abarque tantas pruebas como hasta ahora". En general, asegura que con vistas al próximo ciclo olímpico, lo primero es "consolidar finales".

El presidente de la Federación Española de Natación, Fernando Carpena, ha ensalzado el rendimiento de Jessica Vall. "Es un ejemplo para todas las demás, saber cuál es el objetivo y ha demostrado que con compromiso y trabajo se tira para adelante", ha insistido.

"La realidad nos demuestra que a un año de los Juegos Olímpicos estamos en órbita. Además aquí no ha estado nuestra 'superstar', ojalá tuviéramos más de una Mireia", ha añadido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine