Entrevista
Productor musical 

Juan de Dios Martín: "La regla no escrita es que los egos del músico deben quedar fuera del estudio"

"En la escena española estamos viviendo tiempos interesantes, hay talento y ganas de hacer cosas", dice

08.10.2016 | 04:00
Juan de Dios Martín, ayer en Los Molinos del Río durante el Big Up! Murcia.

Juan de Dios Martín participó ayer en el congreso Big Up! de Murcia para charlar con los asistentes y hablar sobre la producción musical, a través de su propia trayectoria, que comenzó como músico en La Coruña y continuó como productor, ahora desde Los Ángeles.

Productor musical, mezclador, músico y compositor gallego, que vive en la actualidad en Los Ángeles. Juan de Dios Martín ha producido discos de Xoel López, Amaral y Barón Rojo y remezclado algunos míticos, como La leyenda del tiempo de Camarón. Dice que desde pequeño ha tenido curiosidad por saber cómo estaba hecha la música. Así que, tras pasar por grupos como Los Limones y Cambio de Planes, descubrió en la producción su verdadera vocación. Ayer habló de esto y de otros temas en el Big Up!, congreso que ha reunido a expertos de la música para animar a los artistas emergentes a dar un paso más en sus carreras. Juan de Dios Martín tiene claro el consejo: «Que nunca dejen de disfrutar». Una máxima que se aplica cada día en su trabajo.

Ayer ofreció una conferencia sobre Producción musical, ¿cómo es el día a día en un estudio?
Procuro que cada día sea distinto. Veo el estudio como un lugar creativo, no como un sitio para seguir el mismo patrón a diario. Además siempre hay fechas que cumplir, presupuestos a los que ajustarse, proyectos que simultanear y otros tantos otros condicionantes que a veces saltan de un día para otro, así que no hay mucho margen para aburrirse.

He leído que intenta hacer realidad el sonido que los músicos tienen en la cabeza, ¿qué pasa si ese sonido es ´disparatado'?
La verdad es que me excitan más los proyectos más rocambolescos, porque son con los que más se puede experimentar, descubrir cosas nuevas y divertirse. Me encanta ponerme retos y hacer cosas que no he hecho antes. «Hola, tenemos un grupo de reggae-metal cristiano con influencias trap...» ¡adelante!

Explica en su web que asististe a numerosos seminarios «para saber por qué los discos que le han marcado sonaban como sonaban», ¿ha llegado a descubrirlo?
En realidad es un conjunto de cosas. No es sólo ver cómo están hechos, sino también qué les llevó a hacer eso así. Como se suele decir, «es el arquero, no la flecha». Hay una parte técnica y artística, pero sobre todo aprender de la gente que ha hecho los discos que han marcado tu vida y tienen parte de la culpa de que te dediques a esto es muy inspiracional.

Ha trabajado con gran parte de la escena actual española, ¿algún disco reciente del que esté especialmente orgulloso? ¿Es fácil trabajar con los que se creen que están ya ´en la cima´?
La regla no escrita es que los egos se deben quedar en la puerta del estudio, así que dentro sólo hay gente disfrutando de lo que hace, no hay galones. Con respecto a la otra pregunta, tengo la inmensa suerte de disfrutar con cada disco que hago. De alguno como Atlántico de Xoel López o Hacia lo salvaje de Amaral guardo especial recuerdo por lo que viví grabando aquellos discos. El día de suerte de Juan Gómez de El Kanka podría ser otro. En realidad podría acabar nombrando casi todos los discos en los que he trabajado.

¿Cómo está la escena musical española?
Creo que hay mucho talento y mucha gente con ganas de hacer cosas. Estamos viviendo tiempos interesantes.

¿Se venden discos hoy en día? ¿Cómo ve las nuevas plataformas digitales?
Como decía antes, estamos viendo muchos cambios y adaptaciones. Los discos como tal ya no se venden, pero también han cambiado mucho los hábitos de escucha. Las plataformas digitales están aún encontrando su sitio, pero creo que el futuro pasa por ellas.

Ahora vive en Los Ángeles. Volviendo al tema del Big Up!, ¿hay en Estados Unidos más conciencia de lo que es la ´industria´ o en España también?
Me parece que es una cuestión eminentemente cultural. Allí se apoya la industria del entretenimiento como una parte importante de la identidad americana y como uno de los motores de la economía. Aquí no tanto, pero espero que algún día se reconozca también como tal. Hay mucha gente trabajando, asociándose y haciendo cosas interesantes para que esto pase.

¿Cree que hay una receta para el éxito para una banda o artista?
Creo que una de las claves importantes para el éxito es la honestidad. No hay una fórmula mágica, pero si eres capaz de comunicar algo que llevas dentro y conectar con la gente a través de eso ya es mucho que llevas ganado.

¿Cómo se enfrenta uno a un disco como La leyenda del tiempo y otros discos míticos que ha remezclado?
Pues con mucho respeto y con mucha ilusión. Es toda una responsabilidad meterle mano a un disco que habrá gente que lleve 35 años escuchándo todos los días. En el caso del disco de Camarón fue una experiencia increíble. Al final de la mezcla vino Ricardo Pachón (el productor original del disco) a dar el visto bueno al resultado final y estuvo horas contando historias sobre aquella grabación.

«Mis primeros recuerdos son oír a mi madre cantar...» ¿Qué cantaba su madre?
¡De todo! Desde Mocedades hasta las sintonías de los dibujos de la tele. La recuerdo siempre cantando. De hecho aún estoy esperando la oportunidad de meterla a hacer coros en algún disco.

Murcia tiene una importante escena musical, ¿la conoce? Cree que desde ´la periferia´ se puede crear industria?
A Murcia he venido a tocar varias veces a lo largo de los años, pero en medio de una gira tampoco hay mucho tiempo para conocer más a fondo los sitios donde tocas. Además siendo de La Coruña me pillaba justo en la otra punta. Recientemente produje tres temas a Varry Brava y lo pasamos genial. Puedo incluirles también en la lista de discos de los que estar orgulloso. Respecto a la industria en la periferia, creo que es necesario que haya movimiento al margen de los grandes ejes. Hay otro dinamismo, otras ideas, otra manera de ver las cosas. Ayuda a renovar y traer aire fresco a la industria nacional.

¿Algún consejo para los músicos y productores que estén empezando?
Que nunca dejen de disfrutar con lo que hacen. Es un mundo duro, habrá muchas ocasiones donde tocará levantarse del suelo, remar contracorriente, aguantar chaparrones, etc... pero afortunadamente aún quedan cosas que no se pueden pagar con dinero.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine