Cuartel de Artillería

Manolo García, el 'subidón' de la noche en Murcia

El artista ofreció un concierto que rozó las tres horas de duración, ante un aforo completo al que deleitó e hizo vibrar con el repaso de toda su carrera

17.07.2016 | 04:00
Manolo García, el 'subidón' de la noche en Murcia

El cuartel de Artillería bailó al ritmo del rock más personal el viernes por la noche. Al paso esperado de Manolo García por Murcia, el recinto se llenó de un público incondicional en el tiempo, y que abarcó todas las generaciones, con un aforo lleno y las entradas agotadas.

Con un escenario ataviado al nivel de un gran artista, el ya conocido como el 'Boss' español rindió culto a su carrera desde sus orígenes, en el mismo momento en el que saltó a escena entre los expectantes fans y sus gritos entusiastas, para abrir el repertorio con San Gennaro, un tema de los antaños ´Los Rápidos´, y demostró su dilatada capacidad para levantar al público como nadie, con un contraste de ritmos entre el primer tema y el segundo, con el que su público se vino arriba.

El artista hizo un repaso por los temas de toda su carrera, y dio a sus fieles lo que esperaban de él, incluyendo canciones de El Último de la Fila. Precisamente, Insurrección marcó un punto de inflexión en el ambiente, cuando parecía que la gente no podía estar más exaltada se pudo sentir el 'subidón' que solo el pop-rock de Manolo es capaz de inspirar.

Y es que ya lo dijo el músico entre canción y canción: «En Murcia nos sentimos siempre muy arropados», y lo volvió a sentir al bajar del escenario en busca del contacto humano, donde pudo notar el calor de cerca de un público que enloqueció intentando seguir los pasos de un Manolo exultante y sonriente ante semejante muestra de admiración.

El protagonista del rock español más personal logró también fusionarse con el juego visual del concierto, de una forma que incluso incrementó el sentido y la fuerza de las luces y de las imágenes –habituales en todas sus actuaciones, como buen amante del arte– proyectadas durante toda la actuación.

Nunca el tiempo es perdido, No estés triste, Un alma de papel, Pájaros de barro, Llanto de Pasión, A San Fernando o Para que no se duerman mis sentidos crearon un mix perfecto con Campanas de libertad, Es mejor sentir, Exprimir la vida o Esta noche he soñado con David Bowie, entre otras. Todas ellas sirvieron de acompañamiento en la presentación de su último álbum de estudio Todo es ahora, por el que solo pasó de puntillas interpretando unos pocos temas, ya que se centró en homenajear a su público dibujando un trayecto por toda su carrera, toda una vida encima de los escenarios.

«Ha demostrado que mantiene su energía intacta a pesar de su larga carrera y el por qué es uno de los artistas más importantes del pop-rock en este país», valoraba Paco, un fan incondicional desde que lo escuchó cantar con Los Rápidos.

En definitiva, y como de costumbre, Manolo no decepcionó e, incluso, superó expectativas y, a pesar de los años, consiguió seguir exaltando a su público, al que agradeció ser tan «incansable y seguirle a todas partes a lo largo del tiempo». Y es que, como su público, Manolo es incansable, con su plenitud durarera a pesar de sus 60 años, y en ese concierto de casi tres horas de viernes «los sueños brillan más».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine