Mañana

Jornada de descubrimientos en el festival 'Microsonidos'

13.02.2016 | 11:45
Perlita, diminutivo de un apellido que asociamos con la música.

Una excelente jornada para descubrimientos en Microsonidos. Salto es el proyecto unipersonal del cantante, compositor y músico madrileño Germán Salto (ha formado parte de bandas como Serpientes, Hairy Ladies o Timón, y ha sido guitarrista con R. Von Timón y Willy Tornado). Ahora se lanza a interpretar sus propias canciones, que fue componiendo poco a poco, fraguadas en diferentes viajes, escritas en habitaciones de hotel de medio mundo, y que por fin ha reunido bajo el nombre de Salto en un primer álbum de estudio; rock & roll lleno de reminiscencias setenteras, con hueco para el glam y algo de power pop, y referencias a grandes clásicos como los Beatles o Neil Young, entre otros.

Como el propio Germán decía en los agradecimientos de su crowdfounding, ha grabado un disco con canciones propias y con grandes amigos participando en él, produciéndolo, e involucrándose 100%.

En este proyecto le acompañan Jesús Sangui (The Three Chords Club, The Holly Rollers€), Ramiro Nieto (Right Ons, Jet Lag, The Bellrays€) y Martí Perarnau (Mucho, Underwater Tea Party€). Los dos últimos, además, se encargan de la producción del disco, bajo su sello Lower Side.

Los invitados no van a la zaga. Perlita estrenan su disco Cangrejo Yeti, que se edita hoy. Perlita es el diminutivo de un apellido que asociamos indefectiblemente con el mundo de la música: Perles. Pedro Perles, el líder de Ledatres, la púa derecha de Paco Loco, la guitarra acústica al lado de Bigott, ese artista multidisciplinar y ser viviente a jornada completa se acaba de embarcar en un nuevo proyecto junto a dos referentes como Calde Ramírez y su hermano Esteban Perles. Un proyecto que es una joya y una flor y un reto minimalista y un atrevimiento colosal. O algo así. O todo eso.

Porque su música es pop de envergadura electrónica, melodías pegadizas y dubstep melancólico y guasón hecho para ser bailado. En Perlita conviven múltiples influencias: Talking Heads encontrando a Spandau Ballet en el camerino de Jean Michael Jarre. New wave, pero con wave de Cádiz y flow de camarones.

Música para Spectrum con extras para Amstrad. Armonías que todos tenemos dentro, pero que cuando Pedro, Calde y Esteban se suben al escenario comparten a manos llenas y pulmones vacíos. Y sobre todo otra oportunidad de entender que la música electrónica, hoy en día, lo comprende todo.

D.R.I.V.E., el grupo de rock albaceteño ganador de la XVIII Edición del Concurso de Música Moderna, presenta su álbum debut, en el que proponen un sonido diferente, enérgico y con personalidad propia, con guitarras muy potentes y letras en castellano.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine