Literatura

Cincuenta escritores unifican sus fantasías eróticas en 'Arde el trópico'

Rafael Hortal coordina un libro de casi 500 páginas homenaje a Henry Miller y a Charles Bukowski

27.11.2015 | 04:00

Literatos como Soren Peñalver, Pinetti, Manuel Moyano y Paco López Mengual y artistas de la talla de Pepe Yagües, Perla Fuertes, Diego Munuera y Álvaro Peña han unido sus fuerzas y sus fantasías en Arde el trópico. La vida es sexo (Editorial Compobell), un libro de relatos eróticos y amorosos unidos a través de una historia conjunta y coordinados por Rafael Hortal, que se ha presentado este jueves en Murcia, en la sede de Cruz Roja, y mañana por la noche en la sala Teatre.

Según detallan sus promotores, Arde el trópico «es un experimento literario y sociológico, donde la trama ha sido desarrollada por 51 escritores sin prejuicios, aportando su libertad creativa en torno al tema central de la sexualidad, con ciencia ficción, mitología, historia, geografía, compromiso social y numerosos guiños literarios y cinematográficos».

«El erotismo y el fetichismo envuelven la vida de Álex Bou, un escritor y guionista de películas pornográficas que vive con su musa, una muñeca hinchable, en un mundo de espionaje repleto de androides sexuales donde los deseos son satisfechos con naturalidad en el juego del amor y del sexo sin amor», explican los responsables del libro, homenaje a Miller y a Bukowski, y cuyos beneficios irán a parar a Cruz Roja de la Región y a la Asociación Duchene.


Artistas participantes

  • Álvaro Peña. Ángel García Maciá. Celia Reche. Diego Munuera. José Rosales. José Semitiel. Manuel Coronado. Manuel Leyva. Manuel López Martínez. Marta Menacho. Pepe Yagües. Perla Fuertes. Luis Marino. Santi García. Vanessa Rojas.

La trama principal de la novela se centra en las aventuras de Álex Bou, que se complican porque es el guionista de El Paraíso de Eva, «una película pornográfica dirigida por Marga y protagonizada por Alexia, que la promociona corriendo desnuda en La Maratón de Nueva York».

Por otro lado, Bou «está inmerso en un ensayo sobre las formas de sexualidad, por ello entrevista a personas que viven en torno al sexo y al fetichismo. Por la falta de dinero acepta escribir las memorias del empresario Iván Ripoll, que despierta su interés por el accidente nuclear ocurrido en Palomares, Almería, en 1966». La subtrama, por otro lado, habla de las vivencias de Marga y Alexia en Nueva York. Mientras tanto, «un movimiento ciudadano secreto (Los Armónicos), lucha por el bien de las clases más desfavorecidas y la conservación del planeta».

El crítico de LA OPINIÓN Cipriano Torres dice del libro que «proporciona al lector el sobresalto del que sube a una montaña rusa con montes y valles, con picos y ríos, que nos zarandean el corazón como los chasquidos de un látigo?».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine