Blog 
La Errancia
RSS - Blog de Víctor Ramón

El autor

Blog La Errancia - Víctor Ramón

Víctor Ramón

Redactor freelance y colaborador los domingos con Deportes de La Opinión, en cuya edición digital trabajé de 2009 a 2012. También, entre otras ocupaciones, he sido profesor de Historia. Una vez escribí algo sobre Lope de Vega que nadie leyó y por despecho empecé a perpetrar blogs

Sobre este blog de Cultura

Confesión de naufragios, inventario de heterodoxias, apología del derroche, compendio de banalidades, orgía de comas. "La enloquecida fuerza del desaliento".


Archivo

  • 27
    Enero
    2016

    Hipocondría y decadencia

    Por si no se tuviesen a estas alturas de la vida ya bastantes obsesiones todavía me va apareciendo alguna nueva, y no precisamente del tipo que tendría en mente cierto escritor para afirmar que “si no tienes al menos una obsesión tu vida no merece la pena”. A la recién llegada podemos llamarla hipocondría, más bien por inexistencia de un término científico exacto que mente el pavor lógico a que uno recoja lo que lleva sembrando mucho tiempo, con dietas manifiestamente mejorables, ejercicios físicos notoriament...


  • 14
    Enero
    2016

    Diletantes, excéntricos y raros

    La heterodoxia puede ser socialmente asumida de diversas formas, así nos podemos encontrar con cierta fascinación hacia el diletante solitario cuya riqueza le permite entregarse a lunes de ‘dolce far niente’, en los que sopesar que nuevos cuadros añadir a su colección, relamiéndose ante la perspectiva de su futura contemplación bajo el dulce sopor de alguna droga decadente como el opio o la morfina. De igual manera, también puede gozar de la aceptación común el excéntrico cuya brillantez en un determinado camp...


  • 03
    Enero
    2016

    Contracorriente

    Ahora que uno cuando sale tiene la sensación de estar fuera de lugar en la mayoría de sitios, debiendo acudir hacia los locales ideados para gente de su edad, ya que de no hacerse así, te expones a incidentes como el que me pasó la otra noche al entrar a un bar, en cuya puerta tuve que escuchar de las espadas como labios de una flor de arroyo un “uy pensaban que entraban mis yayos”, que bajo una irredimible rebeldía frente a la realidad todavía fue interpretado en un primer momento como una probable confusión con ciertos amigos su...


  • 19
    Noviembre
    2015

    Vísperas de malaje

    Puede parecer mentira, pero en estos tiempos de ligoteo directo por guasaps, redes sociales o tínderes, todavía hay cosas que se cuecen como siempre, con prolegómenos repletos de obstáculos en los que se siguen prodigando malajes épicos, que desde luego serán cometidos por ambas partes, aunque me vais a permitir que hable preferentemente de los de ellas, porque solo faltaba que no se le permitiese a cada uno sangrar por su herida.

    En el escalafón de las maldades debería estar el darle a un pobre diablo un número de tel&...


  • 21
    Octubre
    2015

    Por una canción

    Tengo una acentuada indiferencia musical que, por ejemplo, se traduce en que pueden pasar grandes periodos de tiempo sin que me ponga una canción en casa. Esto no implica que cuando estoy en un bar no me guste que haya música, o que no prefiera como todo el mundo un tipo a otro, ni tampoco comporta que de vez en cuando no descubra canciones que como buen obsesivo me guste escuchar un millón de veces seguidas, e incluso, ya desatado, puedo llegar a descolgarme perpetrando listas de reproducción en Youtube, cuya coherencia, eso sí, probablemente solo sea de...


  • 07
    Octubre
    2015

    Pánico doméstico

    Están el temor, el miedo, el espanto, el horror y lo que viví una noche del invierno pasado. Reduciéndolo a palabras sería un terror doméstico, adjetivo que aun conlleva un agravante, no por nada las películas que más canguelo nos dan son aquellas en las que El Mal se aposenta en el hogar de alguna inocente familia, desplegando con saña su nutrido repertorio de fechorías. Aunque de las de miedo procuro ver pocas y menos acompañado, que no queda muy digno ser incapaz de mantener una mínima compostura con los sustos...


  • 20
    Septiembre
    2015

    Los impostores

    Hace unos meses grabaron a unos pobres diablos en la puerta de un festival, satisfechísimos de escuchar en directo a esa banda tan rompedera sobre la que les preguntaban, diciendo incluso los más iniciados que ya la habían disfrutado en varias ocasiones sobre el escenario. Grupo que era en realidad perfectamente inexistente, fruto exclusivo del malaje de alguna mente calenturienta, emperrada en burlarse de la obligatoria omnisciencia musical que han de exhibir por férrea normativa tribal 'indies', modernos y asimilados.

    Una trampa muy parecida muñ...


  • 10
    Septiembre
    2015

    El auto whatsapp

    El auto whatsapp - Blog La Errancia

    La torpeza es un atributo letal en esta era de ‘hiperconexión’ tecnológica. Quien más quien menos, acumula errores veniales como enviarse un tuit a sí mismo...