Alberto Sanz, voluntario de Cruz Roja «desde los 16 años, y tengo 48», fue el primero que, en su barco particular, auxilió a los cuatro ocupantes de la embarcación en llamas en Águilas.

Sanz relata a La Opinión que en la tarde del domingo no estaba trabajando, sino en su barco «con unos amigos, dos parejas con tres niños», cuando se desató la explosión en el mar, muy cerca de ellos. Con formación en salvamento marítimo («soy docente en socorrismo acuático», apunta), a los tripulantes de velero siniestrado «los animamos a que saltaran pronto al agua». Y así lo hicieron. Prioritario fue «tranquilizarlos».

«Les acercamos la neumática y pudimos subir a los cuatro a nuestro velero; a mitad de camino los traspasmos a la embarcación de Salvamento de Cruz Roja», LS Pandora, que los llevó al puerto, donde esperaban las ambulancias para llevar a tres de las cuatro personas al Virgen de la Arrixaca de Murcia. Este lunes, una de las personas ya recibió el alta y las dos que permanecían hospitalizadas se encontraban en planta, estables, indicaron fuentes de la Consejería de Salud.

Miembros de Cruz Roja en una embarcación, aproximándose al barco en llamas. Cruz Roja

El testigo y héroe recuerda «unas llamas gigantes» y que los afectados «tenían quemaduras más o menos graves». Es consciente de que los cuatro «han vuelto a nacer», tiene claro que «tuvieron suerte» y que «hay que celebrar» que están vivos.

«Haces lo que harían otros por ti», tiene claro Alberto Sanz.

Testigos de la explosión afirmaron que oyeron un tremendo estruendo y acto seguido una gran nube de humo negro. El Teléfono Único de Emergencias recibió una treintena de llamadas para informar de lo sucedido.

Explosión al arrancar

En cuanto a las causas de la explosión, «aparentemente fue al arrancar el motor para abandonar la zona», explicó José Luis Moreno, concejal de Protección Civil de Águilas

Se baraja una acumulación de gases por una posible pérdida de combustible en la embarcación, tal y como detalló el edil.

Sobre la medianoche, los bomberos se embarcaron en la LS Pandora para terminar de sofocar el incendio, activo pese a haber pasado ya cuatro horas. Al final el barco se hundió.