30 de diciembre de 2020
30.12.2020
La Opinión de Murcia
País Vasco

Muere un ertzaina en San Sebastián al caer su coche al río Urumea

El cadáver ha sido rescatado del interior del vehículo - Su compañero logró salir por sus propios medios

30.12.2020 | 08:42
Muere un ertzaina en San Sebastián al caer su coche al río Urumea
Muere un ertzaina en San Sebastián al caer su coche al río Urumea
Muere un ertzaina en San Sebastián al caer su coche al río Urumea

Los equipos de rescate de la Ertzaintza han comprobado que el cadáver del segundo agente de este cuerpo que esta madrugada cayó al río Urumea, en San Sebastián, con su vehículo policial, se econtraba en el interior del coche, ha confirmado el Departamento vasco de Seguridad.

Los buzos de la Ertzaintza han podido observar el cuerpo del policía en el interior del coche, que ya ha sido rescatado. 

El otro agente implicado en el accidente, que logró salir del vehículo por sus medios y fue rescatado por otros agentes de la Ertzaintza y los bomberos de San Sebastián, se encuentra ingresado en un centro sanitario con síntomas de hipotermia, ha informado el portavoz del Gobierno Vasco, Bingen Zupiria, en una entrevista en Onda Vasca.

El suceso se ha registrado a las 3.30 horas, cuando un coche patrulla de la Ertzaintza ocupado por dos agentes ha caído al río Urumea desde la zona del puente de María Cristina, en pleno centro de la ciudad.

"Cúmulo de fatalidades"

Así pues, el ertzaina fallecido era un agente guipuzcoano de "en torno a los 50 años", según ha informado el vicelehendakari primero y consejero de Seguridad, Josu Erkoreka.

En declaraciones a los periodistas en la capital guipuzcoana, donde ha acudido para estar presente en el operativo de rescate e investigación de lo sucedido, Erkoreka ha explicado que "un cúmulo de fatalidades" han sido las causantes del fatal incidente.

El accidente se ha producido en la capital guipuzcoana sobre las tres y media de la madrugada cuando un vehículo de la Ertzaintza que "estaba de patrulla", por razones que se desconocen y sin "ningún incidente especial", al salir del túnel procedente de Egia, se ha precipitado al río Urumea con dos agentes en su interior.

El consejero ha apuntado que el vehículo se ha precipitado "contra la parte más débil de la barandilla" junto al puente de María Cristina y "el cúmulo de fatalidades ha hecho que se precipitara en el río en un momento en el que había marea alta y meteorología adversa, por tanto, uno de los ocupantes no ha podido salir".

El agente que no ha podido abandonar el vehículo y que, finalmente, ha sido rescatado sin vida, "pertenecía a la 19 promoción de la Ertzaintza y era natural de Gipuzkoa", y su edad está "en torno a los 50 años". Estaba adscrito, al igual que su compañero, a la comisaría donostiarra de El Antiguo.

El agente que sí que ha podido abandonar el coche, también guipuzcoano, pertenece a la 28 promoción, "por tanto es un agente nuevo, recién incorporado a la función policial", ha apuntado Erkoreka. En este momento se encuentra en el hospital con hipotermia y "parece que con evolución favorable".

Según ha explicado el consejero de Seguridad, ha sido rescatado por otra patrulla de la ertzaintza "que ha escuchado ruido, se ha aproximado y ha visto que se encontraba un agente nadando en el río, lo han identificado como agente, lo han sacado y lo han llevado directamente al hospital".

"Si afortunadamente la situación en la que parece que se encuentra desde el punto de vista de la salud evoluciona favorablemente, como parece que nos han informado desde los servicios de salud y hospitalarios correspondientes, podrá ser un testimonio válido para comprender, pero vamos a respetar su proceso de recuperación", ha afirmado.

Circunstancias

En esa línea, ha señalado que las circunstancias concretas en las que se ha producido la precipitación del vehículo al río "hay que investigarlas todavía a efectos de concretar exactamente en qué términos y condiciones ha tenido lugar este fatal accidente".

Además, ha reiterado que los agentes "no se encontraban atendiendo ningún incidente especial", sino que "estaban sencillamente patrullando, en condiciones normales, y sin incidente singular alguno que pudiera explicar o permitir comprender por qué se ha podido producir".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook