30 de diciembre de 2020
30.12.2020
La Opinión de Murcia
Reusmen 2020

Los 10 protagonistas del año en España

Fernando Simón ha sido uno de los grandes protagonistas del 2020 y su imagen ya se puede ver en tazas, camisetas y murales callejeros

30.12.2020 | 12:21
El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón.

La música, el cine, el teatro, el deporte, todo ha quedado este año en segundo plano por una pandemia que ha dejado protagonistas inesperados. Así es como un epidemiólogo de 57 años con un currículo abrumador ha pasado a ver su imagen en tazas, camisetas y murales callejeros, a posar en moto y con chaqueta de cuero o a convertirse en estrella de televisión y 'caganer' de los pesebres catalanes.

Estos son los diez personajes de 2020 en España:

FERNANDO SIMÓN

Es el rostro de la gestión de la covid-19 como director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, donde ya estaba con otros gobiernos y donde ya dio la cara en otras crisis, como la del ébola. Los españoles hemos visto día tras día a este médico aragonés explicando la evolución del coronavirus con un tono sereno, su pelo canoso y revuelto y esos jerseys de lana poco habituales entre los políticos.

La sobreexposición mediática, con aciertos y errores, le ha valido un sin fin de críticas de quienes le ven amortizado y piden su dimisión, pero también multitud de seguidores, que le adulan como si fuera una celebridad pop.

Simón, que no se libró del contagio y el aislamiento en marzo, defiende la gestión de la pandemia y critica su politización, ha tenido que pedir perdón a las enfermeras por comentarios desafortunados y admite que los médicos están en su derecho de pedir su dimisión. Pero seguirá en su puesto, hasta que lo decidan "sus jefes".

JUAN CARLOS I



"Todos, sobre todo las personas con responsabilidades públicas, tenemos el deber de observar un comportamiento adecuado, un comportamiento ejemplar". "Afortunadamente, vivimos en un Estado de derecho y cualquier actuación censurable deberá ser juzgada y sancionada con arreglo a la ley. La justicia es igual para todos".

Son palabras de Juan Carlos I la Nochebuena de 2011. Entonces era el jefe del Estado. Una década después es rey emérito, retirado tras la abdicación en su hijo Felipe VI en 2014, y escucha esas mismas afirmaciones sobre sus comportamientos. Porque si en estos últimos años se han acumulado acontecimientos históricos, la situación actual de quien tuvo un papel decisivo en la Transición y la consolidación de la democracia es uno de ellos.

Un rey investigado por la Fiscalía, que lleva cinco meses fuera de España, en Emiratos Árabes Unidos, que ha tenido que regularizar sus deudas con Hacienda y se ha visto salpicado por escándalos que han puesto a la Monarquía en el centro del debate político.

Despejada la incógnita de que Juan Carlos I no volvía a casa por Navidad debido a la pandemia sólo quedaba el mensaje de Nochebuena de su hijo. Felipe VI relegó al padre a un segundo plano sin nombrarle, y ahora algunos le elogian y otros le critican por ventilar el asunto así: "Los principios morales y éticos" obligan a todos "sin excepciones" y están "por encima de cualquier consideración, de la naturaleza que sea, incluso de las personales o familiares".

ISABEL DÍAZ AYUSO



Alcanzó la Presidencia de la Comunidad de Madrid promovida por el líder del PP y en menos de dos años Isabel Díaz Ayuso ha pasado de ser casi una desconocida en la política nacional a encabezar la oposición más crítica a Pedro Sánchez, por delante a veces de Pablo Casado, ocupado este año en encontrar un sitio en el medio de sus competidores de VOX y Cs.

Opiniones hay de todo. A sus 42 años, Ayuso es la "nueva musa de la derecha española y bestia negra del Gobierno" para el diario francés Le Figaro; el británico The Times la llamó "Dama de hierro" -sobrenombre de Margaret Thatcher- y la revista alemana Stern la calificó como "la Trump española".

A la prensa internacional y a la lista de los 25 españoles más influyentes de 2020 de la revista Forbes -todas mujeres- Ayuso ha llegado tras meses de enfrentamientos con el Gobierno de Sánchez por la gestión sanitaria, hasta en los tribunales. Y exhibe su modelo en Madrid como bastión frente a la izquierda y los independentistas.

Díaz Ayuso, que también pasó el coronavirus aislada en un hotel madrileño, ha sorteado la crisis sanitaria de polémica en polémica, desde el 8M al hospital de campaña de Ifema, los funerales de las víctimas del covid o la reciente inauguración de su hospital para emergencias y, pese a las controversias, ya nadie descarta que siga ganando terreno.

SALVADOR ILLA



¿Qué el Ministerio de Sanidad era la asignatura 'maría' del Gobierno? ¿Quién dijo que no tenía competencias? El 13 de enero el secretario de Organización del PSC Salvador Illa, al que algunos señalaban como clave en la negociación con ERC que hizo posible la investidura de Sánchez, tomaba posesión como ministro de Sanidad tras las duras negociaciones de PSOE y Podemos, que rechazó la primera oferta de ocupar esa cartera.

Ni el propio Illa debía ser capaz de imaginar la que se le venía encima. El nuevo ministro se propuso ser fiel al legado de otro socialista catalán que ocupó el cargo: Ernest Lluch, uno de los ideólogos del sistema sanitario español, asesinado por ETA en el año 2000. Pero se topó con la pandemia.

Y las cifras negras de muertos y contagios. Y el mando único en el estado de alarma. Y la gestión del confinamiento y la desescalada en fases. Y las restricciones y limitaciones de movilidad. Y la escasez de material de protección. Y las debilidades del sistema sanitario. Y los test y las PCR. Y las negociaciones con las comunidades autónomas. Y las comparecencias en el Congreso para rendir cuentas. Y los enfrentamientos con la oposición. Y la búsqueda de la vacuna...

Illa se ha llevado la mayoría de las críticas pero también ha ganado un carisma que muchos no le presuponían. Un año después no se arrepiente de haber asumido el encargo de Sánchez y confiesa: "Lo he hecho lo mejor que he podido".

YOLANDA DÍAZ

La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz; y la ministra portavoz y de Hacienda, María Jesús Montero, comparecen en rueda de prensa tras el Consejo de Ministros celebrado en Moncloa, Madrid (España), a 13 de octubre de 2020.

La subida del salario mínimo, la prohibición de los despidos por causas relacionadas con el coronavirus, la ley del teletrabajo o los ERTES -polémicas incluidas por el retraso en los pagos de estas ayudas- son algunas de las medidas que han llevado a las primeras páginas a la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, otra de las mujeres elegidas por Forbes entre las 25 personas más influyentes del país.

Hasta ahora todas esas medidas han sido fruto de pactos entre el Gobierno y los agentes sociales que se echaban de menos en años anteriores y que han llegado de la mano de una gallega, abogada laboralista, con dotes para la negociación, que ahora es la ministra de Unidas Podemos mejor valorada por los ciudadanos en el CIS pese al descontrol del paro.

Hija de un histórico sindicalista en Galicia, militó en el PCE y en IU, formación que abandonó hace un año y, según ella, no porque tuviera aspiraciones en Podemos. Lo que mantiene inamovible es su cercanía y lealtad a Pablo Iglesias, aunque llegara a Unidas Podemos desde un lado más rojo que morado.

CARLOS LESMES

El presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesme

El nombre del presidente del Consejo General del Poder Judicial quizá no es de conocimiento mayoritario, pero Carlos Lesmes es esta vez la viva representación del desacuerdo entre Gobierno y oposición. El órgano de gobierno de los jueces lleva dos años en funciones por el bloqueo de la negociación entre PSOE y PP. O entre Sánchez y Casado.

Una anomalía que alimenta tanto los reproches a los partidos por querer repartirse los puestos del Consejo como a Lesmes y al CGPJ por haber realizado nombramientos judiciales con el mandato caducado; lo que aviva las críticas, especialmente de Podemos, que una y otra vez arremete contra la "derecha judicial".

El CGPJ además ha intervenido activamente en ese tira y afloja con hasta cinco comunicados. Primero, para reprochar a Podemos y a Pablo Iglesias que cuestionen la imparcialidad e independencia judicial y, después, para pedir al Gobierno que, si se recortan sus competencias, al menos, le consulten.

Intervenciones poco habituales y no muy bien recibidas en el Ejecutivo, que ya ha impulsado una reforma para que el CGPJ no pueda nombrar jueces mientras esté en funciones, y que entiende que, si se trata de legislar, el Poder Judicial, poco o nada tiene que decir.

BITTORI


La protagonista de 'Patria', adaptación televisiva de la novela de Fernando Aramburu, Bittori -a quien da vida la actriz Elena Irureta- es también ya la imagen de una parte de la historia de España y de las heridas que dejó ETA, muchas todavía sin cicatrizar.

El relato de décadas de terrorismo, convertido en la que ha sido para muchos la serie del año, llegó rodeado de polémica desde su mismo cartel promocional y la bronca en las redes sociales que precedió a la emisión.

Pero el producto audiovisual salió airoso del riesgo y la responsabilidad que suponía reflejar el dolor de dos familias vascas, la de las víctimas y la de los verdugos, y un entorno social que en muchas ocasiones estigmatizó e incluso expulsó a quienes habían sufrido la violencia terrorista.

Casi diez años después del fin de la actividad terrorista de la banda, la reconstrucción de la convivencia en Euskadi es un trabajo lento y complejo, dificultado por viejos enfrentamientos políticos a cuenta de ETA y sus víctimas.

Un año más, este 2020 han sonado los reproches de la oposición, y de algunos ilustres dirigentes socialistas, al Gobierno de Sánchez por cruzar una raya hasta ahora infranqueable y pactar los presupuestos con Bildu, partido al que siguen acusando de equidistancia frente a los crímenes de ETA.

RAFA NADAL



¿Es Nadal el mejor tenista de todos los tiempos? El mallorquín no deja de darnos razones para responder que sí.

En 2020 lo ha repetido: volvió a levantar en París la Copa de Mosqueteros y es el único tenista que ha logrado 13 veces el trofeo de Roland Garros. Lo consiguió frente al número uno del mundo, el serbio Novak Djokovic, y con ello igualó los 20 Grand Slam de Roger Federer.

Pero, sobre todo, en un año maldito por la pandemia y con las medidas de seguridad que también ha impuesto el coronavirus en el deporte, fue capaz de hacernos saltar del sofá para celebrar su victoria, casi como siempre.

De hito en hito, el tenista balear a sus 34 años ha ganado 35 títulos Master 1000, 5 Copas Davis con España, y 2 medallas de oro en Juegos Olímpicos. Suma y sigue.

LA VENENO



La agonía que la pandemia ha impuesto al ocio, los espectáculos, cines y teatros se ha suplido con una sobredosis de series que han llenado horas de comentarios virtuales, como "Veneno", de Javier Ambrossi y Javier Calvo.

La historia desgarradora de Cristina Ortiz, La Veneno, transexual convertida después en personaje de los "late night" televisivos, ha traspasado fronteras. La visibilidad de la transexualidad y de la lucha de este colectivo por sus derechos le ha valido al proyecto de 'Los Javis' multitud de premios.

Lo que no ha evitado los ásperos enfrentamientos entre distintas corrientes del movimiento feminista, precisamente por la futura legislación que prepara el Ministerio de Igualdad para garantizar los derechos de las personas trans, una ley que acabará con la patologización e incluirá la autodeterminación de género.

MASSE

Sin tener ni diez años, llegó en marzo en una patera a Gran Canaria sin ningún familiar ni amigo que la acompañase. Su madre había muerto, su padre vivía en Francia. Masse es la niña africana que cruzó sola el mar. Vivía en Costa de Marfil hasta que alguien mandó dinero para que fuera a Europa. Un hombre la acompañó a Marruecos, donde estuvo un tiempo con una familia que la maltrataba. Hasta que una noche la subieron a una patera.

Su historia dio la vuelta al mundo y es también una historia de segundas oportunidades. Ahora tiene una familia de acogida, va al colegio, habla español y ha aprendido a leer, a escribir y a sumar.

Masse es el símbolo de los miles de inmigrantes anónimos que han llegado a Canarias en los últimos meses víctimas de una crisis humanitaria tan grave como la sanitaria.

Anónimos como todos los verdaderos protagonistas del año: los sanitarios, las farmacéuticas, los mayores, los cuidadores, los profesores, los niños, los jóvenes, las cajeras, los limpiadores, los que se han ido... Y tantos y tantos otros. Adiós 2020.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook