10 de noviembre de 2017
10.11.2017
Astronomía

El fin de semana llega con una lluvia de estrellas

Las Táuridas podrán observarse desde la Región, aunque hay un par de momentos en el que tendrán mayor visibilidad

10.11.2017 | 14:12
Lluvia de estrellas.

La llegada de noviembre trae consigo dos lluvias de estrellas que, aunque no son tan espectaculares como las que atravesaron el cielo en verano, son destacables. Las Táuridas y las Leónidas se podrán ver desde España siempre y cuando las nubes no cubran el cielo.

Las Táuridas serán las primeras en acaparar las miradas de los amantes de la astronomía. Llegan este fin de semana y son una lluvia de estrellas procedente de los restos que el cometa Encke deja tras de sí. Estos, al pasar por la atmósfera terrestre, se calientan por fricción y se vaporizan a gran altura durante unos segundos, en los cuales brillan como estrellas fugaces.

Este cometa tiene un período muy corto ya que tarda tan solo tres años en completar una vuelta alrededor del Sol.

Las Táuridas cruzan el cielo a una velocidad muy lenta, de tan solo 29 kilómetros por segundo; nada que ver con las Perseidas que viajan a 59 kilómetros por segundo. Esto significa que si se observa una de estas estrellas fugaces se podrá ver cómo deja su rastro en el cielo durante un poco más de tiempo.

¿Cuándo es el máximo de las Táuridas?

Las Táuridas pueden verse este año desde el 20 de octubre al 10 de diciembre, pero tendrán su máximo apogeo este viernes y sábado, cuando la luna se encuentra en su fase menguante.

La mejor hora para ver las Táuridas será a partir de las seis de la madrugada hora española, cuando la luna se ocultará y dejará el cielo oscuro para ver la lluvia de estrellas.

Hay que tener en cuenta que las Táuridas del norte no es una de las lluvias de estrellas más activas. Cuenta con unos cinco meteoros por hora, lo que significa que hay que tener más paciencia para observarlas.

¿Hacia dónde mirar?

El radiante de las Táuridas del norte, es decir, el lugar de donde parecen proceder las estrellas fugaces, se encuentra en la constelación de Tauro. Esta se encuentra mirando hacia el oeste justo antes del amanecer. Por el contrario, si se observa (aunque con luna llena) justo al caer la noche, se encontrará próxima al horizonte este.

El lugar de observación deber ser un lugar oscuro, alejado de la contaminación lumínica.

¿El cielo estará despejado?

Esta noche va a ser complicado poder ver las Táuridas en muchos puntos de España, ya que habrá bastantes nubes medias y altas que restarán visibilidad. Sin embargo, en algunos puntos, como la Región de Murcia, será más fácil verlas. También se podrán observar sin mucho esfuerzo en Extremadura, Andalucía, el oeste de Castilla y León y Castilla-La Mancha.

Donde, con casi toda probabilidad, va a ser muy difícil verlas será en las regiones del Cantábrico, donde las nubes no se van a marchar en toda la noche.

Para saber si las condiciones para observar las Táuridas son óptimas en todo momento, no olvides consultar el servicio meteorológico de LA OPINIÓN. 

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook