26 de noviembre de 2019
26.11.2019
Direcmur

Taller de escritura y expresión creativa en el colegio La Cruz de El Campillo

26.11.2019 | 08:42
Taller de escritura y expresión creativa en el colegio La Cruz de El Campillo

Escribir es una habilidad compleja que, normalmente, aprendemos en la escuela, pero el colegio La Cruz de El Campillo, en la localidad El Esparragal en Murcia, no se conforma con dicha adquisición.

Generalmente, todos los alumnos terminan la etapa de Primaria sabiendo leer y escribir. Sin embargo, gran parte de estos que creen dominar dicha habilidad encuentran grandes dificultades para expresarse de forma escrita.

Tradicionalmente, han existido multitud de eficaces métodos para enseñar a escribir, muchos de los cuales se siguen practicando hoy en día. No obstante, todos estos métodos se centran más en adquirir la mecánica que supone escribir y no tanto en el desarrollo de la expresión escrita como fase más profunda del aprendizaje.

Es por ello por lo que en este centro, perteneciente a Direcmur, se lleva a cabo un taller de escritura y expresión creativa con el que se concibe la escritura como un proceso de creación, a través del cual los alumnos son capaces de inventar historias expresando sus sentimientos, pensamientos y emociones.

Gracias al mismo, este proyecto fomenta la creatividad en el aula mediante el desarrollo de la capacidad de inventiva e imaginación tanto a nivel escrito como oral, pues despierta en ellos cierta sensibilidad para expresarse.

Desde la cotidianidad, se fomenta la mayor cantidad de ideas acerca de cualquier situación planteada, se brinda más libertad para expresar las mismas, por muy descabelladas que suenen. Los alumnos son invitados a que piensen diferentes opciones a las acostumbradas, buscan ocurrencias poco comunes para resolver los requerimientos que les hace el propio docente y escuchan las opiniones de otros, ya que el diálogo es la base de cualquier acuerdo. Enmarcados estos procesos bajo una perspectiva lúdica y didáctica, donde la creatividad no es entendida como el espacio dónde sólo jugar, sino un camino que amplia nuestra visión de solución de problemas.

Con estos procesos, los alumnos corrigen, en la medida de lo posible, los errores como faltas de ortografía, letras en espejo, omisiones, sustituciones, unión o separación incorrecta de palabras, errores morfológicos, sintaxis inadecuada, expresión «pobre» y/o desordenada.
De esta forma los alumnos del C.E.I.P La Cruz de El Campillo, han realizado el menú del restaurante 'El asqueroso' con elaborados platos que estaban a la altura del recurrente nombre del establecimiento. Han creado cuentos con dados narradores, donde el disparate fue el hilo conductor de las historias, ya que solo había una norma: 'no hay respuesta errónea', por tanto, todas las historias eran válidas.

Los alumnos además han escrito textos sonoros con producciones en los que predomina un fonema determinado, dictados activos con relevos memorizando pequeñas partes del texto. También han inventado locos textos alfabéticos, donde cada palabra tenga que empezar por la letra correspondiente al orden alfabético, entre otros talleres programados a lo largo del curso y con dificultad graduada a la edad del grupo de destino.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook