Kiosco

La Opinión de Murcia

Enrique Nieto

Apuntes del natural

Enrique Nieto

Destreza y playa

Serie y cine Enrique Nieto

Vacaciones. Estoy escribiendo con el Mar Menor enfrente. Se ve precioso, y, oiga, que la playa está muy limpia y el agua, bastante transparente. Nos estamos bañando y se disfruta. Lo cierto es que en Los Urrutias hemos podido ver a varios equipos trabajando a diario en la limpieza y extracción de algas y fango. Esto ya parece otra cosa. Es cierto que hemos tenido unos Jaloques muy flojos que no han arrastrado porquería a las playas. A ver qué pasa ahora que ha comenzado a soplar el Levante, porque a la zona sur es el que más nos afecta. Pero, oiga, se está de cine. Nada de agobios, un fresco muy agradable y, por las noches, necesita uno taparse con la sábana o incluso con la colcha.

Bichos. Una vecina a otras dos: ‘tengo la casa llena de hormigas. ¡Una invasión, hija mía! El lunes dejé un bizcocho en un armario de la cocina y al día siguiente me lo encontré lleno de hormigas y tuve que tirarlo a la basura. Les he puesto unos cebos que venden, que dicen que son muy buenos para matarlas’. ‘Pues yo tengo cucarachas, que me entran por la ventana, y me da un asco…’ dice la segunda. ‘Y mosquitos también hay, que a mí es que me comen’ añade la tercera, y sigue contando, con bastante cabreo, que sin embargo a su marido no le pican y manifiesta su rabia por ello.

Al infierno con ellos. Estuve escuchando el discurso de Juan José Liarte, ex de Vox, en el Debate del Estado de la Región. Desde que era yo pequeño y mi madre me llevaba a la iglesia a escuchar los sermones de los reputados frailes que traían para las novenas importantes, no había percibido yo algo tan explícito ideológicamente, aunque, la verdad, no viniera a cuento en este debate. Se dedicó a explicar los infiernos que esperan a los seres humanos que pertenezcan a la izquierda y que vayan por ahí abortando por las esquinas, culpando a los hombres de la violencia de género o enseñando a chicos y chicas a tocarse con destreza. Y, encima, todo dicho transmitiendo convencimiento, con un discurso bien estructurado y con las palabras justas. Un buen orador, se esté o no se esté de acuerdo con lo que dice.

Extrañada. Una espectadora del discurso de Liarte, cuando comenzó con la parte filosófico-ideológica, exclama: ‘Ostras, mira por dónde sale este ahora’.

Serie y cine

Estoy viendo una serie que tenía en cartera desde hace tiempo. Se llama Westworld y, desde luego, está hecha con todo lo necesario para que sea buena de verdad: actores de primer nivel, producción carísima e imaginativa y un claro mensaje de las situaciones a las que nos pueden llevar ciertos avances tecnológicos. Les puede gustar. Y no se impresionen mucho con la violencia, como dice Anthony Hopkins en una secuencia ‘no olvides que son solo robots’. De películas, he visto Eiffel, y, bueno, se deja ver, aunque no se deja mucho.

Bajo presión. ‘Los médicos, los que no han echado todavía de la plantilla publica murciana, (llevan casi dos mil desde hace unos meses) van a acabar reventaos’ este verano’, le escucho decir a un señor mayor en un bar. Y es que los van a obligar a suprimir vacaciones, a doblar guardias, a atender en las consultas a muchos más pacientes de los que un ser humano puede recibir con la debida atención. Imaginen a un médico de familia escuchando los síntomas que un enfermo le está explicando en la consulta, analizando en su mente si el diagnóstico puede ser este o aquel, pensando qué medicamentos puede y debe prescribir, qué pruebas debería pedir, y, después de este, otro, y otro, y así hasta sesenta o más, cada día. Y qué decir de las enfermeras, de los auxiliares… Con razón que los problemas de salud mental están disparados entre los sanitarios. Es inhumano.

Éxito. Me ha gustado cómo han sido tratados los jefes de Estado y de Gobierno en la cumbre de la OTAN. Ellos han dicho que lo han pasado muy bien y que todo ha estado perfectamente organizado. Ha sido un éxito político para España. Cada protagonista ha llevado a cabo su papel dejándonos bien a todos. La reina Letizia lo ha hecho de cine con esa confianza que ha tratado a los líderes, que no suele verse en otras casas reales, que se la cogen más con papel de fumar y que a mí no se me toca. Y con El Prado fliparon. Se les notaba mucho. Podrás opinar lo que quieras sobre los acuerdos alcanzados, pero hemos quedado bien, y sin coronas ni pedrería.

Broma en las alturas. Biden al rey Felipe, subiendo las escaleras del Palacio Real, comentando lo bien que lo estaban pasando en España: ‘Ojo, que a lo mejor no nos vamos’.

Compartir el artículo

stats