31 de marzo de 2020
31.03.2020
La Opinión de Murcia
Espacio abierto

La profesión veterinaria frente al coronavirus

Los políticos y gestores de las distintas Administraciones han de invertir en equipos y recursos humanos para prevenir crisis sanitarias como ésta, de consecuencias impredecibles

31.03.2020 | 04:00
La profesión veterinaria frente al coronavirus

Se atribuye a Louis Pasteur la frase: «El médico se ha ocupado históricamente de cuidar del hombre y el veterinario lo ha hecho de la humanidad». Ya atisbaba en el siglo XIX la gran labor del veterinario a la hora de luchar contra enfermedades zoonóticas que se podían convertir en epidemias e incluso pandemias.

Al veterinario a lo largo de los tiempos se le ha encomendado, por su formación curricular, la responsabilidad de liderar la lucha e erradicación de enfermedades epizoóticas y zoonóticas de gran importancia sanitaria tanto por su propagación, clínica y desenlace, y por su repercusión económica.

Una epizootia es una enfermedad contagiosa que ataca a un número elevado e inusual de animales al mismo tiempo y lugar y se propaga con rapidez. Su término equivalente en medicina es epidemia. Ejemplo de ellas encontramos la fiebre aftosa o glosopeda y las pestes porcinas y equina.

La zoonosis se diferencia de la epizootia en que se transmite de forma natural de los animales al ser humano, y viceversa. Las más conocidas son encefalopatía espongiforme bovina (vacas locas), ébola, gripe aviar, rabia, brucelosis, tuberculosis, carbunco, listeriosis, salmonelosis, triquinosis. leishmaniosis o SARS y su variante del Covid19.

La importancia de combatir zoonosis como Covid19 es vital. De aproximadamente 1.415 patógenos humanos conocidos en el mundo, el 61% son zoonóticos y un 75% de las enfermedades humanas emergentes son de origen animal, al igual que el 80% de los agentes patógenos susceptibles de ser utilizados en bioterrorismo. Todas ellas tienen relación directa con las actividades de la salud pública veterinaria.

Esta experiencia y labor preventiva que tiene nuestra profesión, lamentablemente no tiene la misma visibilidad social y política que la labor encomiable de la sanidad asistencial como está ocurriendo con la pandemia que nos ocupa.

A tenor de esta reflexión, recientemente el director general de la FAO ha pedido la incorporación de veterinarios, como especialistas en sanidad animal, en la prevención y control del Covi19, en el contexto de One Health (Una Salud).

Somos una profesión sanitaria. No formaremos parte de forma notoria de los equipos responsables del control de Covid19, pero seguimos trabajando velando por la salud de todos, de la forma que nos han enseñado: la prevención. Y dice el sabio refrán: más vale prevenir que curar. Los políticos y gestores de las distintas Administraciones han de aprender de este desastre y tienen que invertir en equipos y recursos humanos para prevenir crisis sanitarias como ésta, de consecuencias impredecibles. Y entender que la salud es una, que aglutina a la salud humana, la sanidad animal, el medio ambiente y el bienestar del hombre y de los animales.

¿Dónde estamos los veterinarios durante la pandemia?

En España hay casi 40.000 veterinarios y en la Región de Murcia somos más de mil. En el día a día, y más concretamente frente a la pandemia y durante el estado de alarma, nos encontraréis haciendo lo que se nos da mejor, trabajar para garantizar el abastecimiento de alimentos, la salud pública, la sanidad y el bienestar animal o investigar para hacer frente al Covid-19.

Estamos en el sector primario, ganadería y acuicultura, para proporcionar a la población alimentos seguros. Velando por la salud, la correcta alimentación y el bienestar de los animales, mejorando sus producciones para hacerlas seguras, rentables y sostenibles.

En el resto de la cadena alimentaria protegiendo la seguridad de los alimentos mediante la inspección y control sanitario en mataderos, industrias alimentarias y establecimientos de venta al consumidor final, como comercios minoristas y restauración colectiva.

Nos hallarás previniendo, controlando y erradicando la aparición de enfermedades zoonóticas. Pero donde más nos identificáis es en los centros clínicos veterinarios cuidando la salud de las mascotas, previniendo sus enfermedades y curando sus patologías. Establecimientos a los que debiéramos considerar como verdaderos centros de atención primaria formando parte de una autentica red de vigilancia epidemiológica.

También nos encontrarás en medicina y cirugía de animales de deporte y ocio, en laboratorios de análisis y en centros de investigación: para encontrar, entre otras, la vacuna contra el Covid-19. Sin olvidar nuestra presencia en el control aduanero y puestos de Inspección fronteriza, en la gestión y recuperación de fauna silvestre, y en la protección del medio ambiente. Compromiso histórico que se refleja en el escudo de esta profesión milenaria donde consta el lema y máxima «Higia pecoris, salus populi» (la higiene de los animales es la salud humana).

Como se ha podido comprobar, somos una profesión sanitaria y nuestra vocación nos hace arriesgar nuestra salud para garantizar la salud de todos. Por ello solicito que amplíen los aplausos a estos magníficos sanitarios: los veterinarios.

Cuídense mucho, cumplan las recomendaciones. Todos juntos venceremos al Covid19.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook