10 de junio de 2017
10.06.2017
Tristante Bites

Tovar e hijos S.L.

10.06.2017 | 04:00
Tristante Bites

El otro día escuché una entrevista de mi amigo Julián Vigara a José Ignacio Gras. Este hombre me pareció razonable, habla, y a diferencia de la mayor parte de los políticos, se le entiende. El hombre explicó que, con un PP en minoría absoluta en el Ayuntamiento, es más rentable para el ciudadano que ellos negocien y acuerden los presupuestos y que no adopten una actitud de enfrentamiento que bloquearía la gestión municipal y por tanto, perjudicaría a la vida cotidiana de los vecinos de la ciudad. Además, hay veintitantos pedáneos del PSOE. Me parece inteligente y un argumento muy sólido. Además, hay que recordar que no vivimos en Amsterdam, esto es Murcia, uno de los lugares más conservadores de España. La actitud de José Ignacio es inteligente, constructiva y por ende acabaría siendo rentable electoralmente porque aquí, la gente, no es muy amiga de posturas extremas. ¿Qué han hecho en el PSRM? Cargárselo. La verdad, cansa mucho ver que cada vez que surge un político que merece la pena, el aparato de su propio partido lo lamina. ¿Qué ha ocurrido para que nuestro PSOE regional cambie de postura? Muy fácil, Tovar y su gente quieren acercarse a Pedro Sánchez. Tovar hizo un leve amago de apoyar a Patxi López para luego fingir una especie de absoluta neutralidad. La diputada Veracruz, su hija, se abstuvo siendo colaboradora necesaria para que gobierne Rajoy y es posible que Pedrito lo recuerde. Quizá por eso ahora no interesa tener posturas dialogantes sino aparecer ante Madrid como un núcleo guerrillero y duro contra el PP, esto es, Sanchista. Y claro, en Madrid no son tontos. Y en todo esto, ¿dónde cabe la política de partido, la planificación, la apuesta por opciones que sean ´posibles´? No cabe. Creo que el PSRM debería cambiar su siglas a TH, Tovar e Hijos S.L. Lo siento mucho por sus bases, que están integradas por gente majísima y sana, una pena.
Abrazote chillao

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook