Dueños de los establecimientos del barrio de Santa Eulalia se concentraron ayer en la Plaza de Europa para protestar por los continuos robos que están sufriendo en sus comercios. Los propietarios de los locales y los vecinos de la zona ven necesario «tomar medidas adicionales que atajen el problema», a lo que el Ayuntamiento ha respondido con más presencia de agentes de paisano en el barrio murciano.

El presidente de la Asociación de Comerciantes de Santa Eulalia, Antonio García Melgares, confirma que el incremento de robos en los negocios se ha producido en las últimas semanas, concretamente desde el mes de mayo, con un total de doce asaltos en comercios y dos en viviendas particulares. A su juicio, es una situación «intolerable», ya que los destrozos en los locales conllevan pausar el trabajo durante días, como es el caso de la tienda de comidas para llevar que ha sido víctima de tres robos en un corto periodo de tiempo. Lamentan que son «pequeños delincuentes a los que suelta enseguida».

Comerciantes del barrio de Santa Eulalia se manifiestan por los robos sufridos en los últimos días Eva Moya

Por su parte, Paco Guerao, vicepresidente de la Asociación de Comerciantes y presidente de la Asociación de Vecinos, explica que viven intranquilos en el día a día ya que los robos nunca han sido tan frecuentes en Santa Eulalia. «Todo se da en la calle donde algunos transeúntes tienen necesidades que cubrir, no solo de alimentación, sino de droga, y nos encontramos cerca del barrio de La Fama, un punto de distribución conocido en la capital».

En una reunión posterior a la protesta, en la que estuvo presente la Asociación de Comerciantes, la Asociación de Vecinos, el concejal de Seguridad Ciudadana, Enrique Lorca, y el comisario general jefe de la Policía Local de Murcia, José M.ª Mainar, se determinó aumentar el número de agentes no uniformados, es decir, de paisano en Santa Eulalia, explicó a este diario Guerao.

El refuerzo en la vigilancia, sobre todo nocturna, se ha puesto en marcha de forma inmediata con el fin de frenar los robos.