13 de enero de 2021
13.01.2021
La Opinión de Murcia
Sucesos

El misterio del secuestro en Murcia que parece no existir

La Guardia Civil ni siquiera tiene claro quién es el hombre al que se llevaron por la fuerza en un coche en diciembre en Monteagudo

13.01.2021 | 04:00
Cordón policial en el lugar donde testigos vieron a unos hombres secuestrar a otro.

Los hechos tuvieron lugar el 29 de diciembre y, a día de hoy, la Policía Judicial de la Guardia Civil ni siquiera tiene claro quién es el hombre al que se llevaron por la fuerza en un vehículo, tras embestir el suyo, en un camino de la localidad de Monteagudo: no existe denuncia del caso y el vídeo que hay es tan borroso que no aclara nada, tal y como informan fuentes cercanas a la investigación.

Los hechos tuvieron lugar en el camino Mundo Nuevo de la citada pedanía de Murcia, donde el Instituto Armado rápidamente organizó un despliegue y tomó declaración a los que habían visto lo acontecido.

Dos semanas después del suceso, los investigadores tienen claro que, si no llega a ser porque los testigos dieron la voz de alarma, probablemente ni se tendría noticia de secuestro alguno.

El coche en el que viajaba la víctima fue interceptado por dos vehículos, que lo hostigaron hasta obligarlo a detenerse. Por el modus operandi, los investigadores sospecharon desde el principio que un ajuste de cuentas, previsiblemente por tráfico de drogas, estaría detrás del secuestro de este hombre. Que es lo único que se tiene claro: que se trata de un hombre. Aunque no de quién.

Testigos afirmaron que dos vehículos, una furgoneta blanca y un turismo Peugeot, le dieron a propósito a otro coche, un Audi, ocupado por dos personas, hasta obligarle a parar. De los dos coches que habían hostigado al Audi salieron varias personas. Uno de los ocupantes echó a correr y al otro lo cogieron, lo agredieron físicamente a golpes y lo metieron a la fuerza en el Peugeot y se lo llevaron, aseguraron los presentes.

Se da la circunstancia de que el dueño del coche hostigado es un hombre que cuenta con antecedentes por tráfico de droga. Pero no queda claro que sea el secuestrado. Hay en poder de la Policía Judicial un vídeo, grabado por cámaras de una empresa cercana, pero es tan borroso que no aclara nada. El caso, en stand by.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook