28 de diciembre de 2020
28.12.2020
La Opinión de Murcia
Delito

Cae un grupo delictivo dedicado a la distribución ilegal de contenidos audiovisuales

Detienen a 7 personas por su presunta implicación en una organización que gestionaba la administración de la señal ilegal a, al menos, 15.000 usuarios de toda España

28.12.2020 | 12:27
Cae un grupo delictivo dedicado a la distribución ilegal de contenidos audiovisuales

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado un grupo delictivo dedicado, presuntamente, a la distribución ilegal de contenidos audiovisuales mediante el sistema IPTV y el uso de enlaces M3U. Los investigados, a través de diferentes grupos cerrados de varias redes sociales, gestionaban la administración y distribución de la señal ilegal a, al menos, 15.000 usuarios de toda España.

El operativo policial se ha dividido en dos fases. Durante la primera de ellas se detuvo a seis personas y se practicaron cinco entradas y registros domiciliarios en las provincias de Córdoba, Málaga, Valencia y Zamora, cortando la señal ilícita y el funcionamiento de los paneles de administración de IPTV, cerrando los grupos en determinadas redes sociales y bloqueando diversas cuentas de pago. Se demostró, igualmente, que, en el periodo investigado, los encartados obtuvieron unos beneficios de 160.000 euros procedentes de su actividad delictiva.

Un proveedor que usurpaba identidades de terceras personas

Del análisis de los efectos intervenidos en los diferentes registros, se pudo determinar que los detenidos realizaban diversos pagos a un tercero, que resultó ser el proveedor de gran parte de las líneas M3U. A partir de entonces, se iniciaron las gestiones pertinentes para su localización y su detención.

Por estos hechos, los agentes han detenido a dos personas más en la provincia de Murcia y se investiga a una tercera persona por su presunta participación en los hechos, logrando el bloqueo y el embargo preventivo de cuatro cuentas, con más de 145.000 euros. Igualmente, se han cortado y bloqueado dos paneles de administración de IPTV que ofrecían a sus clientes multitud de canales de televisión por pago de manera ilegal. Del mismo modo, se ha demostrado que el individuo, que resultó ser el proveedor de gran parte de las líneas M3U, usurpaba identidades de terceras personas para abrir cuentas bancarias online para recepcionar y desviar los beneficios obtenidos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook