21 de septiembre de 2020
21.09.2020
La Opinión de Murcia
Educación

Abandono en un centro de Atención Temprana para niños en La Paz

Los equipos de orientación educativa que atienden a menores con autismo o enfermedades raras denuncian las deficiencias del centro en el que están instalados, anexo al colegio del barrio murciano

20.09.2020 | 19:46
En el edificio del colegio Nuestra Señora de La Paz trabajan 100 personas entre orientadores, profesores o maestros de audición y lenguaje.

Los riesgos sanitarios para los usuarios y los laborales para los profesionales «son evidentes» con sólo inspeccionar el edificio.

Falta de espacio, sin control de accesos y salidas, instalaciones y materiales sin seguro, ausencia de higiene y limpieza y cientos de niños con necesidades de atención especiales transitando por las aulas. Los equipos de Orientación Educativa y Psicopedagógica de Murcia denuncian el estado de abandono por parte de las Administraciones regional y local de un edificio anexo al colegio Nuestra Señora de la Paz de Murcia, donde se atiende a niños con algún trastorno o enfermedad, enfermedades raras, niños nacidos prematuros, niños con déficits visuales o auditivos, discapacidades motóricas o autismo. Pese a las gestiones llevadas a cabo y las promesas de la Consejería de Educación, «las instalaciones presentan múltiples deficiencias, pero lo peor es que desde enero de 2019 no tienen servicio de control de accesos, ni de apertura y cierre de puertas», denuncian los trabajadores del centro a esta Redacción.

Hace 17 años la Consejería trasladó la sede de estos equipos de orientación educativa a estas instalaciones, de «tamaño reducido para las necesidades del servicio y el número de personas que trabajan en él (en torno a 100 trabajadores, entre los diferentes perfiles, repartidos entre cuatro equipos de Sector y dos equipos específicos de Atención Temprana)».

Los usuarios de este centro constituyen una población especialmente sensible y vulnerable, ya que, en muchas ocasiones, han sufrido o presentan situaciones de salud delicadas, o son muy pequeños, por lo que hay que tener especial cuidado en las medidas de higiene y limpieza de espacios y materiales: «Se llevan a cabo movilizaciones y manejo directo de los niños, y se requiere la manipulación por éstos de diferentes materiales, que pueden recibir toses o ser chupados».

Los empleados denuncian suciedad acumulada en el exterior. I. Sánchez

La actual situación por la pandemia de la covid-19 plantea un marco de evidente complicación añadida, que hace que «no solo sea necesario, sino obligatorio, contar con una serie de recursos indispensables en la prestación de cualquier servicio público». Los riesgos de todo tipo, tanto sanitarios para los usuarios, e incluso laborales para los propios profesionales, son evidentes en una simple inspección presencial de estas instalaciones. «Y no tenerlas en cuenta y solucionarlas supone una muestra clara de la dejación de funciones que la propia Consejería y sus diferentes órganos competentes de gobierno y gestión tienen sobre este servicio».

Servicios de guardia

Las tareas que se desarrollan por todos estos profesionales son de apoyo socio-psicopedagógico a todos los centros educativos de Murcia, Beniel, Santomera y Alcantarilla, en las etapas de Educación Infantil y Primaria, tanto públicos como concertados. Aunque la presencia de los equipos de orientación en los colegios de Infantil y Primaria es habitual de lunes a jueves, siempre existen servicios de guardia a lo largo de la semana, y las reuniones de coordinación, entre otras, se llevan a cabo los viernes, con carácter general.

Por ello tienen su sede en estas instalaciones los dos Equipos de Atención Temprana de Murcia, que atienden a niños, y a sus familias, desde recién nacidos hasta los 3-4 años. Dentro de su Plan Anual de Trabajo incluyen un servicio ambulatorio, que funciona todos los días de la semana, denominado Programa de prevención y atención temprana para niños que presentan riesgo en su desarrollo de algún tipo. «Este programa funciona en estas instalaciones, de lunes a viernes, y supone la presencia constante de niños y familias para ser atendidos, evaluados y orientados».

Hay falta de seguridad en la instalación eléctrica. I. SÁNCHEZ

En cuanto a la responsabilidad administrativa de estas instalaciones, el Ayuntamiento de Murcia señala que es un espacio de la Consejería de Educación, mientras que este departamento responde al centro que no puede asumir la gestión de estos espacios, «porque son del Ayuntamiento».

La gestión y el mantenimiento de estos locales «no tienen un responsable claro», y está siendo asumido, sin que su responsabilidad figure en ningún documento o normativa, por los directores de los equipos, «sin ser su obligación y sin que compute dentro de su horario laboral», señalan desde el centro.

124 niños comienzan a ser atendidos desde este mes

El centro de Atención Temprana tiene una lista de 124 niños y sus familias derivados por los servicios de pediatría y que deben ser atendidos y valorados de forma presencial. Por ello piden urgencia con actuaciones en el centro ya que la fecha de inicio para estas valoraciones comenzó el pasado 16 de septiembre. Los trabajadores señalan que las instalaciones actuales dificultan dar una mejor y más amplia atención a los niños y sus familias.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído