04 de agosto de 2020
04.08.2020
La Opinión de Murcia
Patrimonio

La Huerta de Murcia recupera uno de sus tesoros: los restos del Molino de la Pólvora

El proyecto está enmarcado en un plan de acción local que ha puesto en valor los Molinos del Amor y del Batán

03.08.2020 | 21:56
La rehabilitación del Molino de la Pólvora está dentro del Plan de Acción de la Huerta.

Las obras de rehabilitación del Molino de la Pólvora ya han finalizado y este entorno aspira a convertirse en un espacio de referencia del patrimonio de la Huerta murciana. El alcalde de Murcia, José Ballesta, visitó ayer este enclave conocido como Los Canalaos, en Rincón de Beniscornia.

«La Huerta de Murcia ha recuperado uno de los elementos más importantes de su patrimonio, los vestigios del Molino de la Pólvora, cuyo origen se remonta a las primeras décadas del siglo XVIII y al que le precedió un molino harinero», destacó Ballesta, quien añadió que «se trata de un hito en la recuperación del patrimonio que además supone una reivindicación de nuestras raíces: la Huerta de Murcia, nuestro legado histórico, cultural y ecológico más valioso, que forma parte de nuestra identidad colectiva», destacó el alcalde de Murcia.

La puesta en valor de los restos arqueológicos del Molino de la Pólvora es un proyecto enmarcado dentro del Plan de Acción de la Huerta, que también ha supuesto la recuperación de los Molinos del Amor y del Batán. El Ayuntamiento ha desarrollado además un conjunto de 20 rutas turísticas –a pie y en bicicleta–, que discurren por la Huerta de Murcia . El Molino de la Pólvora forma parte de la 'Ruta 1. La Aljufía: Murcia-Azud de la Contraparada'.

En este entorno se ha diseñado una zona de descanso con un mirador ubicado sobre el cauce de la Alcequia Mayor Aljufía –una de las dos acequias mayores que vertebran la red de riego tradicional de la Huerta de Murcia, tomando sus aguas del río Segura–. El nuevo mirador ofrece vistas a las parcelas colindantes, a las que estaba ligada tradicionalmente la explotación del molino. Además, se han instalado paneles expositivos sobre la historia y antiguas funciones del Molino, diseñados con caña, y la pasarela que cruzaba la acequia ha sido restaurada, pasando a ser un puente peatonal que permite el paso de grupos de forma segura y que ofrece una óptima vista al cauce del río.El proyecto fue diseñado por Santa Cruz Arquitectos y por los arqueólogos de Arqueotec, y ejecutado bajo la dirección de la Oficina Municipal de Proyectos. Los trabajos comenzaron en octubre de 2019.

Investigación

Los trabajos de investigación arqueológica, desarrollados en los años 2017 y 2018, han permitido desvelar la evolución histórica de este paraje natural, donde solo se conservaban las ruinas de canales de obra, que dieron lugar al nombre, bautizándose como el paraje de 'Los Canalaos'. Las primeras excavaciones han puesto al descubierto alguna de las antiguas instalaciones y numerosos morteros de caliza gris, empleados para mezclar los componentes de la pólvora (salitre, azufre y carbón). El Molino se ha empleado de forma exclusiva para regar.

Un molino harinero

Por sus condiciones ambientales y abundante canal, en la acequia Mayor Aljufía se construyó un molino harinero en el siglo XI, al que se incorporó poco después un batán trapero. Así se mantuvo hasta el siglo XVIII, cuando el administrador de las fábricas del Rey puso en marcha el Molino de la Pólvora en este emplazamiento. La primera noticia del molino harinero fue publicada en el año 1413. En 1805, el Molino de la Pólvora dejó de producir definitivamente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook