11 de julio de 2020
11.07.2020
La Opinión de Murcia
Parques y jardines

Intensifican la poda en palmeras y la lucha contra el picudo en Murcia

"Nuestras zonas verdes, parques y jardines del municipio tienen que estar en perfectas condiciones", afirma Guillén

11.07.2020 | 13:22
Intensifican la poda en palmeras y la lucha contra el picudo en Murcia

La protección contra el picudo es esencial para el Ayuntamiento de Murcia, y en concreto para la Concejalía de Desarrollo Urbano y Modernización de la Administración que dirige José Guillén, que está llevado a cabo tratamientos fitosanitarios, intensificando su lucha contra el picudo.

De esta forma, se han desarrollado durante varios meses los tratamientos fitosanitarios en las palmeras del municipio, principalmente en horario nocturno, para evitar cualquier posible problema a las personas, animales y al tráfico al realizar los trabajos.

El Servicio de Parques y Jardines está revisando y podando las más de 15.000 palmeras que hay en todo el municipio. Esta semana se están realizando estas labores en la zona del palmeral de La Paz, donde se han podado y tratado más de 200 palmeras.

Las tareas de poda, en palmeras Phoenix dactylifera, se realizan antes de los tratamientos, para reducir los problemas que originan sus frutos como son suciedad, resbalones de viandantes, picudo rojo, así como una mayor estilización y belleza de estos gigantes del cielo.

Las actuaciones de poda se han desarrollado durante varias semanas bajo la supervisión de una técnico especializada en grandes ejemplares. Además, durante estas labores, también se ha inspeccionado si algunade estas palmeras estaba afectada por el conocido como picudo rojo.

Para poder realizar una correcta poda a lo más alto de estos ejemplares se usan tanto cestas elevadoras como el sistema de trepa, sin que ninguno de estos medios suponga ningún daño a los ejemplares.

"Nuestras zonas verdes, parques y jardines del municipio tienen que estar en perfectas condiciones para que los vecinos puedan disfrutar de ellas en cualquier época del año. Se convierten en espacios de reunión y de ocio y tienen que garantizar la seguridad de los jóvenes y mayores que pasean por ellas cada día" ha destacado José Guillén.

Más de 15.000 palmeras son revisadas y podadas

Estos trabajos consisten en eliminar las palmas secas, así como los frutos que puedan caer a la vía pública y suponer una molestia para los peatones. Los están llevando a cabo varios equipos compuestos por más de una decena de personas, y que está previsto que duren hasta el próximo mes de noviembre.

Aunque el trabajo se desarrollará en todo el municipio de Murcia, algunos de los lugares donde hay una mayor concentración de palmeras son el Palmeral de Santiago y Zaraiche, Lobosillo, entre otros.

"Durante estos meses se está realizando la poda de uno de los elementos más reseñables de las zonas verdes, las palmeras. Son árboles singulares de la historia de Murcia y el objetivo de esta actuación es garantizar el correcto desarrollo de las palmeras y la seguridad de los vecinos del municipio, que es nuestra prioridad", señala Guillén.

Las palmeras, de la especie Phoenix canariensis y Phoenix dactylífera, así como Washingtonia, están siendo podadas por profesionales que cuentan con todas las medidas de seguridad necesarias para el desarrollo de estas labores y cumpliendo la más estricta normativa en prevención de riesgos laborales.

Las palmeras son, en su mayoría, de gran porte, alcanzado entre 15 y 20 metros de altura, para lo cual se están empleando numerosos medios humanos y materiales como son una quincena de palmereros, un camión pulpo, así como un cesto elevador. En concreto, el ascenso a las palmeras se realizará mediante el sistema de cuerda y arnés de seguridad.

También se presta especial atención a otros árboles del municipio, en concreto a los denominados como singulares. Estas inspecciones las llevan a cabo especialistas externos y técnicos municipales, que prestan especial atención a las olas de calor que sufre el municipio, ya que las altas temperaturas afectan a los árboles, en concreto a los ficus por su gran dimensión.

Además, hay 70 sensores instalados en diferentes ficus que aumentan los controles de seguridad informando de la humedad en el entorno del árbol, de la temperatura, del riego, de la humedad del suelo, así como la foliar. Esta iniciativa es pionera en toda España.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook