21 de marzo de 2020
21.03.2020
La Opinión de Murcia
Judicial

A la cárcel por apuñalar en el cuello a un hombre en Murcia porque podía haberlo matado

La víctima, desde el hospital identificó "sin ninguna duda" a su agresor en las fotos que le mostró la Policía

21.03.2020 | 12:04
El sujeto, cuando lo detuvo la Policía Nacional.

El juzgado de guardia de Murcia ha ordenado el ingreso en prisión del hombre que este jueves agredió a otro con una botella y le ocasionó un corte en el cuello en la carretera de Santa Catalina de esta capital porque la herida, dada la zona en la que se produjo, pudo haber sido mortal.

El auto por el que se dispone la prisión comunicada y sin fianza del detenido, A.A., un magrebí de 48 años de edad, señala que se ha tenido también en cuenta para tomar esa medida que el mismo no tiene arraigo de ningún tipo en Murcia, por lo que de ser puesto en libertad no se garantizaría su localización durante la tramitación del proceso.

El juzgado, en la resolución a la que ha tenido acceso Efe, se refiere también a la gravedad de los hechos por los que se le investiga, que, "en el caso más favorable para él", podrían ser castigados con hasta cinco años de cárcel caso de considerarse como un delito de lesiones.

No se descarta tampoco, dice la autoridad judicial, que se trate de un delito de homicidio en grado de tentativa, lo que supondría una pena más elevada, para lo que se estará a la espera de conocer la entidad de las lesiones y la capacidad lesiva del ataque producido.

Los hechos que se investigan ocurrieron en la noche de este jueves, cuando el detenido, presuntamente, rompió una botella y cortó en el cuello a la víctima, F.Y., durante un altercado ocurrido a poca distancia del albergue del que ambos son usuarios.

En su declaración a los funcionarios policiales en la habitación del hospital Reina Sofía de Murcia, donde es atendido de su lesión, el herido, que identificó "sin ningún género de dudas" al agresor a través de las fotografías que le mostraron, reveló que además de agredirle con la botella, creía que también le había sustraído su teléfono móvil.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook