21 de noviembre de 2019
21.11.2019
La Opinión de Murcia
Residuos

Murcia estrena planta de lodos

Las nuevas instalaciones del Centro de Tratamiento de Residuos de Cañada Hermosa permiten duplicar el procesamiento de los restos procedentes de las plantas depuradoras

20.11.2019 | 20:35
Planta de tratamiento y secado de lodos de Cañada Hermosa.

El Centro de Tratamiento de Residuos que gestiona la empresa Ferrovial Servicios en Cañada Hermosa ha estrenado la segunda fase de la planta de lodos, un espacio en el que se trata mediante un proceso de secado todos los lodos procedentes de las plantas depuradoras de aguas residuales del municipio de Murcia.

La encargada de presentar ayer las nuevas instalaciones de secado solar fue la concejala de Movilidad Sostenible y Juventud, Rebeca Pérez, un proyecto que tiene como objetivo principal lograr una reducción de la masa de entre un 60 y un 80 por ciento, obteniendo así un producto biológicamente más estable, con mínimo contenido de agua, sin olor y apto para mejorar el proceso de compostaje posterior.

La concejala ha indicado que «esta planta representa una clara apuesta por las energías renovables, ya que funciona con energía solar, aprovechando también el calor residual de los motores de biogás».

Una vez depositado el lodo, los operarios lo extienden mediante palas cargadoras a lo largo de cada cámara a una altura de unos 30 centímetros. A partir de aquí, el funcionamiento está totalmente controlado mediante sensores donde en función de la temperatura y humedad, tanto interna como externa, ponen en marcha el sistema de ventilación. Mediante un robot autónomo, se mueve el material para disipar la humedad del mismo y, una vez ha alcanzado el grado de humedad óptimo, es trasladado a la planta de compostaje para continuar el proceso.

Desde el centro de tratamiento exponen que los cuatro túneles de secado permiten tratar 20.000 toneladas de lodo al año en sus 4.700 metros cuadrados, cantidad que se duplica con las nuevas instalaciones de este año. Esta ampliación supone duplicar esta cantidad llegando a ocho túneles de secado, que van a permitir tratar hasta 40.000 toneladas de lodo al año. El presupuesto en esta segunda fase asciende a 2,23 millones de euros.

Combustible sólido

En el año 2017, esta instalación trató 18.044 toneladas, cifra que ascendió a 19.032 toneladas en 2018. Mientras que hasta el 30 de octubre de 2019 se han tratado 16.955 toneladas. En esta segunda fase de secado solar se utiliza una caldera para mejorar el secado de lodos aportando calor. Esta caldera se abastece de combustible sólido recuperado en el centro de tratamiento de Cañada Hermosa proveniente de la recogida de voluminosos y residuos industriales, aprovechando todo el poder calorífico de unos residuos previamente tratados y minimizando el rechazo con destino depósito seguro del rechazo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook