29 de julio de 2019
29.07.2019
Medio ambiente

El Mapa de Ruido de Ocio se amplía a Centrofama, zona de Condestable y la Catedral

El Ayuntamiento estudia declarar el Infante Juan Manuel como Zona de Protección Acústica Especial (ZPAE)

29.07.2019 | 13:55
Reunión del Consejo Sectorial del Ruido

El Mapa de Ruido de Ocio de Murcia crecerá próximamente incorporando nuevas zonas que se someterán a un mayor control por parte del Ayuntamiento de Murcia y que serán el área de Centrofama (donde están los conocidos locales Rem y Luminata), el entorno de Condestable (Plaza 3, Nueve Pisos y Alter Ego) y de la Catedral.

Así lo han anunciado los técnicos municipales en la reunión del Consejo Sectorial del Ruido, que ha estado presidida por el concejal de Desarrollo Sostenible y Huerta, Antonio Navarro. En esta sesión se ha estudiado la situación actual del Mapa Estratégico de Ruido, del Mapa de Ruido de Ocio y la propuesta para incorporar el Infante Juan Manuel a las nuevas Zonas de Protección Acústica Especial (ZPAE) delimitadas por el Ayuntamiento.

El Mapa de Ruido de Ocio ya delimitó el pasado año como ZPAE los entornos de la Universidad y Alfonso X; la zona de San Lorenzo, Santa Eulalia y San Juan; y la zona de San Pedro. Un proyecto que tuvo enfrente a los hosteleros, quienes se opusieron a las restricciones que contemplaba la norma. Ahora, con las propuestas realizadas en este último encuentro, también se incluirá la avenida Juan Ramón Jiménez del Infante Juan Manuel, Centrofama, Condestable y el entorno de la Catedral.

Entre las medidas que el Consistorio ha tomado en estas Zonas de Protección Acústica Especial destacan la creación de la Policía de Ocio el pasado mes de noviembre, el incremento de inspectores ambientales e inspectores de vía pública para controlar que no se supera el límite de ruido permitido, la negativa a conceder nuevas licencias en calles que superen el nivel de ruido durante la noche (de 23.00 a 07.00 horas) ni ampliación de terrazas, entre otras.

Quejas vecinales

Las continuas quejas vecinales han llevado al Ayuntamiento a incluir en el Mapa de Ruido de Ocio el Infante Juan Manuel, que se convirtió en la zona por excelencia de la noche murciana a mediados de la década de los 90 y que está resurgiendo con la apertura de nuevos locales de copas, lo que permitirá aumentar la vigilancia y control.

8.000 mediciones itinerantes

Los trabajos realizados han consistido en la medición del ruido mediante la instalación de 9 estaciones en las ZPAE y 8.000 mediciones itinerantes. Esto ha permitido identificar 310 fuentes emisoras de ruido derivadas de actividades de ocio, de las cuales 90 corresponden a terrazas y veladores, 20 a zonas de acumulación o movimiento de personas y 200 a emisión en puertas de entrada y salida de locales. Además, el concejal destaca que el 70 por ciento del Mapa de Ruido está ejecutado. Durante 2018 se incoaron un total de 793 expedientes por ruido en el municipio, cifra que alcanza los 526 en el primer semestre de este año.

De éstos, 87 corresponden a actividades (exceso de música en locales de ocio, molestias de aparatos de aire acondicionado, carecer de licencia para emitir música...), 12 por incumplimiento de medidas correctoras, 1 por megafonía en la vía pública, 167 por ruidos vecinales, 14 por animales, 81 para adopción de medidas correctoras y 164 solicitudes de inspección técnica. 

Al encuentro han asistido representantes de todos los grupos políticos municipales, de los colegios oficiales de Biólogos, de Aparejadores, Arquitectos Técnicos e Ingenieros de Edificación, de Administradores de Fincas, de Arquitectos, de Abogados, de Ingenieros Industriales y de Ingenieros de Telecomunicación, de asociaciones como Ecologistas en Acción, Empresarios por la Calidad del Ocio, No más ruido, Federación de Asociaciones Vecinales del Municipio de Murcia, Hostemur, Croem y Asbamur.

Más control sobre los eventos ruidosos

Desde No Más Ruido han pedido también al Consistorio un mayor control sobre eventos ruidosos y pasacalles durante determinadas fiestas, como el Entierro de la Sardina.

Su presidente, Pedro Pérez, explica a LA OPINIÓN que "lo más positivo, sin duda, ha sido conocer que se están realizando mediciones en otras áreas residenciales del municipio de Murcia, de cara a su posible inclusión en el Mapa de Ruido de Ocio y su declaración como Zonas de Protección Acústica Especial (ZPAE)". Aunque critica que las medidas para reducir los niveles de ruido en estas zonas "son muy limitadas y apenas se cumplen". 

Respecto a la Policía de Ocio reclaman más efectivos y una ampliación de su horario. Además, creen necesario elaborar un plan de actuación que identifique los principales problemas y la forma de solucionarlos, y que ponga al día a la Policía -a todos sus efectivos- sobre esta problemática. En cuanto a los medios de inspección, No Más Ruido considera que "pasar de 2 a 3 inspectores es ridículo", teniendo en cuenta la extensión, población y número y dispersión de actividades en un muncipio como el de Murcia. 

También aprovechan para reclamar más campañas de sensibilización, que se articule la figura del 'mediador de ocio' y se cree una oficina administrativa que canalice toda la información, que sea punto de referencia y de conexión permanente con todos los sectores interesados y de atención a los vecinos. Otra de las peticiones va encaminada a reducir el número de terrazas, así como la instalación de una red de medidores acústicos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook