04 de enero de 2015
04.01.2015
Navidad

Tormenta de nieve sobre Trapería

Los comercios de Platería y el centro de la ciudad encaran los últimos días de la campaña de Navidad

04.01.2015 | 04:00
Tormenta de nieve sobre Trapería

Una tromba de nieve artificial recibía a los murcianos que transitaron ayer por la calle de Trapería, en la entrada por la Plaza Santo Domingo. Los más pequeños se detenían ante la nevada que cubría la vía y se divertían entre ellos, jugando con la nieve, ante la mirada de sus padres. También se acercó el rey Gaspar, que atendió algunas de las peticiones de los niños. Y un grupo de payasos aprovechó para exhibir su mejor repertorio musical y navideño bajo la nieve.

Dos cañones propulsaron la nieve en dos sesiones a lo largo del día, una durante el mediodía y otra por la tarde. Una actuación que está efectuando la campaña 'Regala... Es Navidad', que busca estimular el comercio en las calles céntricas de Murcia. Y es que la «animada tormenta de nieve»» fue una de las actividades que la Asociación de Comerciantes y Propietarios de Platería y Trapería ha desarrollado en estos días. Los vendedores encaran los dos últimos días de la campaña de Navidad, que comenzó el 4 de diciembre, y lanzan las últimas intentonas para captar clientes y atraer al público.

La asociación que representa a los comerciantes de Platería y Trapería cumple un año y un mes de vida y esta ha sido la primera campaña que organizan. Marisa Cano es su presidenta y asegura que han trabajado sin descanso para «traer la mayor cantidad de gente a las dos calles emblemáticas de Murcia», y que ha contado con la respuesta del público, afirma Marisa: «Hemos logrado traer a muchas personas a las calles, que están a tope». Sin embargo, la crisis sigue haciendo mella y «las ventas no se han mejorado», se lamenta.

La puerta del establecimiento Camille Lucie, que vende réplicas de alta joyería, está copada por la nieve, aunque su propietaria sonríe: «Es el mejor momento del año desde que abrimos esta tienda en julio», confiesa Isabel Gil. «La iniciativa hace que la gente se anime a pasear y a entrar en los comercios», manifiesta.

Algún viandante casi se resbala por el suelo de Trapería, como Mari Carmen y su madre: «Creemos en el comercio murciano y por eso hacemos nuestras compras en Murcia», dicen ambas, admitiendo que «el gasto de las compras ha subido estas Navidades». Quienes compraron lo mismo que el año pasado fueron Encarna y Pedro, un matrimonio que pasea por la zona: «La crisis sigue ahí», aseveran rotundos. Faltan dos días para la llegada de los Reyes Magos y Roberto y Manu comprarán «a última hora, como siempre», dicen. «Se está viendo más movimiento en las tiendas, pero la crisis no se ha ido», zanjan.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook