26 de abril de 2011
26.04.2011
La Opinión de Murcia
Juicio

"Le obligó a pedalear y cuando dejó de hacerlo le disparó"

Un jurado popular juzgará en la Audiencia Provincial de Murcia a partir de mañana a Pedro S.G., más conocido por ´El Karateka

26.04.2011 | 03:05
´El Karateka´ se sentará en el banquillo de los acusados mañana para ser juzgado por un jurado popular.

Un jurado popular juzgará en la Audiencia Provincial de Murcia a partir de mañana a Pedro S.G., más conocido por ´El Karateka´, quien, según la acusación del fiscal, asesinó de un disparo en la cabeza a un colaborador tras obligarle a pedalear en una bicicleta estática hasta la extenuación y que, posteriormente, fue descuartizado.

Las conclusiones provisionales del Ministerio Público señalan que el crimen fue cometido «a mediados del año 2000» en la vivienda del acusado ubicada en la pedanía murciana de El Palmar y que los restos mortales fueron encontrados accidentalmente más de siete años después por un tractorista cuando labraba unas tierras en Ceutí.

El fiscal, que pide una condena de 17 años de prisión por el asesinato y otros dos años por un delito de tenencia ilícita de armas, indica que el acusado poseía antecedentes por un delito de agresión sexual, por el que fue condenado a seis años de cárcel, y por un delito de tenencia ilícita de armas, por el que se le impuso un año de prisión.

Los hechos que van a ser juzgados ahora se produjeron cuando el procesado, siempre según el fiscal, indicó a su colaborador Alfonso S.H., «con el que había tenido unos problemas económicos, que bajara al garaje del chalet en compañía de otros dos que también trabajaban para él».

Fue entonces cuando le obligó a subirse a la bicicleta y, con la amenaza de la pistola, le obligó a pedalear, indicándole que si dejaba de hacerlo le pegaría un tiro, lo que así hizo, presuntamente, cuando la víctima cesó en ello «dado su agotamiento». Pese a que los otros dos colaboradores le insistieron para que no lo matara, el acusado «le disparó a bocajarro en la cara, produciéndole la muerte inmediata».

El cuerpo de Alfonso «fue desmembrado y cortado» por orden de Pedro S.G. y enterrado en una finca de un conocido suyo hasta que a finales de 2001 fue trasladado hasta un campo sito en el paraje de Los Troncos, en Ceutí, donde lo encontró el tractorista el 8 de diciembre de 2007.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook