La Guardia Civil de la Región de Murcia, en el marco de la operación ‘Paseadores’, ha detenido a un ciudadano islandés de 59 años de edad, cuya identidad no ha sido facilitada, como presunto autor de ocho delitos de abuso sexual, cometidos contra menores de edad en el municipio de Torre Pacheco, informa el Cuerpo. 

El individuo, que ha ingresado en prisión provisional, contaba con antecedentes penales por pederastia en su país de origen que datan de 1988, cuando fue condenado por haber agredido sexualmente a cuatro niños, indican desde el Instituto Armado.

Un depredador sexual que violaba niños se escondía en Torre Pacheco L.O.

Fueron los allegados a los niños los que sospecharon que estaba pasando algo y acudieron al cuartel a ponerlo en conocimiento. En concreto, la Benemérita comenzó con la investigación tras denunciar varias familias de Torre Pacheco que sus hijos, menores de edad, podían haber sido objeto de abusos sexuales por parte de un ciudadano islandés, residente en una pedanía del citado municipio, desde el verano de 2020.

Los investigadores «lograron identificar, localizar y detener al sospechoso, al que le fueron intervenido un teléfono móvil y un ordenador portátil en los que se localizó material pornográfico», alguno de niños, detalla el Cuerpo. 

El detenido utilizaba siempre el mismo modus operandi para acercarse a sus víctimas y ganarse su confianza: cuando ya mantenía cierto vínculo amistoso con éstos, les ofrecía pequeñas gratificaciones económicas para tratar de abusar sexualmente de ellos.

Podría haber más víctimas

La Guardia Civil ha solicitado la colaboración de la Interpol «para comprobar si tiene causas pendientes con la justicia internacional ya que los investigadores han podido averiguar que, durante los últimos, años ha residido en varios países de América Latina», tal y como apuntan desde el Instituto Armado. Por tanto, la investigación continúa abierta y no se descarta que puedan aparecer más víctimas, explican fuentes cercanas al caso.

«El detenido y las diligencias instruidas han sido puestos a disposición del juzgado de Instrucción Nº 4 de San Javier, cuyo titular ha ordenado su ingreso en prisión», concluye el comunicado del Cuerpo. La gravedad de los delitos que se le imputan y el riesgo de fuga existente han influido para que el hombre se encuentre entre rejas.