17 de enero de 2020
17.01.2020
Justicia

Una panadería de San Pedro tendrá que pagar 25.000 euros a UGT

Un juzgado ha condenado a Patriher por persecución sindical, presiones e insultos a los trabajadores

17.01.2020 | 17:57
Una panadería de San Pedro tendrá que pagar 25.000 euros a UGT

El Juzgado de lo Social nº3 de Cartagena ha hecho pública una sentencia, del 30 de diciembre de 2019, en la que falla a favor de la Federación de Industria, Construcción y Agro de UGT en la Región de Murcia (UGT-FICA) y en contra de la empresa 'PATRIHER', empresa de panadería y confitería de San Pedro del Pinatar, que cuenta con una plantilla de entre 40 y 60 trabajadores. Esta sentencia estima la demanda de UGT-FICA, al declarar hechos probados los insultos, persecución sindical y las presiones sometidas hacia una trabajadora y hacia el sindicato, durante el proceso de elecciones sindicales, que se inició en el mes de mayo de 2019. La demanda fue interpuesta por el Servicio Jurídico de UGT Región de Murcia.

El Juzgado ha sentenciado que la empresa obró de manera ilegal presionando a los trabajadores de la misma para que no se presentaran a las elecciones sindicales, así como los insultos y vejaciones hacia una trabajadora, representante de UGT-FICA, que estaba organizando las elecciones y el intento de 'tumbar' la candidatura de 7 personas que se presentó bajo las siglas de UGT.

La sentencia, contra la que cabe recurso de suplicación ante el Tribunal Superior de Justicia, cita que 'existen más que indicios suficientes para deducir que la empresa ha obstaculizado la consecución de una representación legal de los trabajadores', y vulneró la libertad sindical y el derecho al honor. El fallo obliga a la empresa a cesar inmediatamente estas conductas y a abonar a UGT la cantidad de 25.000 euros por vulneración de derechos fundamentales, al calificar los hechos como 'graves', según la Ley de Infracciones y Sanciones del Orden Social (LISOS). Además, ha conminado a la empresa a que se publique el fallo en dos periódicos de tirada regional. Todo ello, sin perjuicio de las responsabilidades que determine la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, que será informado por el tribunal de los hechos ocurridos.

La sentencia también reconoce que los hechos constituyen una vulneración grave por parte de la empresa de los derechos fundamentales de los trabajadores, y por ello impone la sanción económica de esta importante cuantía, sanción acorde con la gravedad de la lesión y de carácter disuasorio, conforme al artículo 183.3 de la Ley Reguladora de la Jurisdicción Social.

UGT-FICA valora esta sentencia como ejemplarizante y viene a sancionar la conducta antisindical de la empresa, que intenta eludir el cumplimiento de las normas laborales y de representación de los trabajadores, y recuerda que atentar contra la libertad sindical de los trabajadores y trabajadoras no sale gratis, sobre todo cuando esta vulneración va acompañada de graves insultos al sindicato, a su representante y a la condición de género de la persona, lo que sin duda han inclinado la balanza para defender a la trabajadora y a UGT de estos comportamientos indignos y perseguibles legalmente.

Si la empresa quiere recurrir, tendrá que depositar el importe de la indemnización en el Juzgado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook