15 de julio de 2019
15.07.2019
La Opinión de Murcia
Ayuda

La bonificación de los 44.000 recibos del IBI pendientes en Lorca, en el aire

Mateos advierte que este año podría ser el último para recibir la ayuda, ya que no asegura que el Estado aporte los 7,5 millones de euros necesarios

15.07.2019 | 04:00
El alcalde de Lorca, Diego José Mateos.

El alcalde de Lorca, Diego José Mateos, advierte que 2019 podría ser el último año para la bonificación de los alrededor de 44.000 recibos del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) correspondientes a los afectados por los terremotos de 2011. La bonificación se viene haciendo año tras año desde hace ocho años. Durante los primeros años, tras los seísmos, fue del 100% y los últimos ha sido del 50%.

El alcalde reconoce que ''cada vez resulta más difícil justificar la bonificación'', respecto a un hecho que sucedió hace ocho años y máxime cuando la reconstrucción de la ciudad se encuentra prácticamente acabada. No obstante, ha señalado, que desde el equipo de gobierno que preside ''se va a seguir intentando''.

Desde que se registraron los terremotos de 2011, el Gobierno Central, presidido por socialistas y populares, se ha hecho cargo de los 44.000 recibos, aproximadamente, que suponen el Impuesto de Bienes Inmuebles para los afectados por los seísmos. La bonificación durante los primeros años fue del 100% del recibo, mientras que en los últimos ha sido del 50%. La cuantía total para este año asciende a 7,5 millones de euros.

Las arcas municipales han dejado de percibir durante todos estos años el importe correspondiente a los 44.000 recibos, mientras que ha sido el Estado el que desembolsado dicho importe al consistorio. La cifra que se baraja supera los 72 millones de euros. Mateos reconoce que ''posiblemente estemos ante el último año de la bonificación, aunque seguiremos luchando por mantenerla pero hay que tener en cuenta que en todo esto impera la dificultad y la lógica''.

La situación se complica este año porque el Ayuntamiento se ha visto en la obligación de girar, el pasado 1 de julio, los 44.000 recibos por importe de 7,5 millones de euros sin disponer de la completa seguridad de que dicha cifra va a ser desembolsada a las arcas municipales por parte del Estado, como ha ocurrido otros años.

El motivo se debe a que los Presupuestos Generales del Estado correspondientes a 2019 aún no han sido aprobados y dentro de esos presupuestos se contempla esta partida. Existe la promesa de que así va a ser tanto por parte del alcalde, Diego José Mateos, como de la diputada nacional del PSOE, Marisol Sánchez pero, a pesar de ello, nada hay seguro hasta el momento.

La situación deberá solventarse antes del 1 de octubre y en caso de no ser así el alcalde ya ha anunciado que pedirá poder ampliar ese plazo. El alcalde recuerda asimismo que ''los beneficiarios de la bonificación están siendo los vecinos que viven dentro del casco urbano, mientras que los de las pedanías no se benefician de ello''.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook