31 de diciembre de 2017
31.12.2017
Cieza
José Luis Pardos 

José Luis Pardos: «Inauguré el primer corrreo electrónico de una embajada española en 1988»

El diplomático presenta 'Encuentros en la tercera fase', una obra sobre sus recuerdos como embajador y los preámbulos de su nuevo proyecto en el Fundación

31.12.2017 | 14:04
José Luis Pardos: «Inauguré el primer corrreo electrónico de una embajada española en 1988»

El diplomático ciezano José Luis Pardos, ya jubilado, acaba de publicar un libro en el que relata sus andanzas como embajador en Australia, Canadá, Nueva Zelanda, Dinamarca y Lituania y sus encuentros con los ministros de Asuntos de Exteriores de la época.

En uno de los rincones, quizá, más bellos de la huerta del Segura, situado en el oripié de la sierra de la Atalaya de Cieza y entre las prehistóricas aguas del viejo Thader y las milenarias de la acequia de la Andelma. Allí, el diplomático José Luis Pardos, doctor en Derecho Internacional por la Universidad de Bolonia y director de la Fundación Los Álamos, pasea parte de su jubilación entre limoneros y naranjos. A caballo entre Madrid, Biarritz y Cieza, el pensamiento del ya octogenario embajador –ahora de su Cieza y de su Murcia natal– no para, y ha decidido escribir lo que él mismo llama «una mini Psico Cripto Biografía».

En la práctica, presenta su libro titulado Encuentros en la tercera fase, un trabajo cómodo y ágil, fácil de leer y más aún de comprender, dividido en varias partes en las que Pardos cuenta sus andanzas como embajador en los países de Australia, Nueva Zelanda, Dinamarca, Canadá y Lituania o diplomático con carrera con puestos de la ONU en Nueva York, Roma (Santa Sede) y Lima. Tampoco falta la narración de sus encuentros y también desencuentros con diferentes ministros, sobre todo los de Asuntos Exteriores, de la época del expresidente Felipe González.

Pero desde que se jubiló, en el año 2004, además de en su mujer, Mercedes Sarasola, ha centrado su vida en tres ejes fundamentales: las artes, las culturas y las tecnologías de la información y la comunicación (TIC). Para ello, se viene apoyando en otras tantos grandes nombres que, respectivamente, representan a cada uno de estos apartados; el pintor madrileño Antonio López, el filósofo argentino Mario Bunge y uno de los creadores de Internet, Vinton G. Cerf.

Este trío de ases es el que inspiró a Pardos, junto a un grupo de profesores de Cieza y otras localidades de alrededor, a poner en marcha tanto la ONG 'La Hoya de los Álamos' en 2005 como después, las dos Fundaciones Los Álamos, registradas notarialmente en 2008 y 2011.

El Valle de Ricote, un tesoro

Ahora, Pardos anuncia una nueva época que verá la luz muy pronto. «La Fundación se va a abrir al Valle de Ricote, porque Cieza es su puerta natural y porque en este espacio de apenas 25 kilómetros de largo se han sumergido todas las civilizaciones de nuestra historia. Algún día, este pequeño territorio de nuestro planeta, deberá ser declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO», asevera el embajador.

Encuentros en la tercera fase es también ese camino hacia el futuro de una fundación que se rige desde sus inicios con una frase: «pensar globalmente pero actuar localmente». «Como la gran película de Steven Spielberg, aquí también vemos una luz de futuro que nos puede guiar», asegura José Luis Pardos, que tuvo el honor, junto a SSMM Los Reyes de España, de inaugurar el primer correo electrónico de una embajada española (Australia, en junio de 1988). Fue asimismo el creador en Canadá, en junio de 1985, de la web www.sispain.org y es miembro del Club de Roma y del Bot de la 'Internet Society' www.isoc.org. En 2001, fue nombrado Embajador en Misión Especial para las Nuevas Tecnologías en el Ministerio de Asuntos Exteriores. Ha escrito numerosos libros y publicaciones, la mayoría de ellos relacionados con la cooperación para el desarrollo, el medioambiente e Internet.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine