24 de mayo de 2017
24.05.2017
Sucesos

Entran en El Corte Inglés de La Serreta por un butrón y revientan la caja fuerte

Los ladrones inutilizaron los sistemas de seguridad y luego realizaron un agujero en el techo para acceder a este establecimiento en Molina, del que escaparon con un botín de varios miles de euros

24.05.2017 | 04:00

Agentes de la Policía Nacional investigan un asalto que tuvo lugar la semana pasada en El Corte Inglés de La Serreta, ubicado en el polígono industrial del mismo nombre en el municipio de Molina de Segura.

Fuentes cercanas apuntaron que los asaltantes, dado el modus operandi, son «muy profesionales». Primero, inutilizaron todo el sistema de seguridad. De esta manera, no sonó alarma alguna en el establecimiento.

A continuación, hicieron un butrón para entrar. Literalmente, un agujero en el techo de uralita. «Como en las películas», aseguraron las fuentes.

Desde ahí, los asaltantes (la Policía da por hecho que se trata de al menos dos personas, por la manera de actuar en el asalto) bajaron directamente al lugar en el que se encontraba la caja fuerte. En aquel momento (de noche), según las mismas fuentes, no había ningún vigilante en el centro. Aunque La Serreta está dotada de medidas de seguridad, los atracadores lograron burlarlas.

En cuanto al modo en el que inutilizaron los sistemas de seguridad, no ha trascendido si cortaron cables o emplearon inhibidores. El caso está abierto y no se ha arrestado, por el momento, a ninguna persona.

Abrió el lunes con normalidad
En cuanto al botín robado, fuentes cercanas indicaron que se trataría de miles de euros. Llegaron a hablar de una cantidad de 100.000 euros. Del mismo modo, añadieron que los cacos también sustrajeron objetos, sin precisar cuáles. El Corte Inglés denunció el atraco.
Del caso se hizo cargo la Comisaría de Molina de Segura.

La investigación, por un delito de robo con fuerza, está en marcha y la Policía espera detener en breve a los responsables del sofisticado asalto.

Fuentes cercanas indicaron que una de las hipótesis es que los asaltantes conocían bien el lugar de los hechos, a tenor de sus movimientos «muy precisos» a la hora de acceder al establecimiento.

El local comercial de La Serreta, pese a lo sucedido, abrió este pasado lunes sus puertas con normalidad. Mientras tanto, se están llevando a cabo las reparaciones de los destrozos que los ladrones hicieron en el techo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook