Mucho nos insistían Paco y Fran de Motos Marín, concesionario oficial Peugeot Motorcycles en la Región de Murcia, en que probásemos el remodelado Metrópolis 400. ¡Te va a encantar! Tiene una presencia imponente, el equipamiento de una berlina de lujo, va muy bien y anda mucho, me decían. ¿Qué padre no habla bien de su hijo? Pensaba yo para mis adentros… El caso es que llegó el día y cuando llegué a Motos Marín, una unidad del Metrópolis 400 en acabado GT me esperaba en la puerta de sus instalaciones. Es verdad que resulta imponente, pensé. Su pintura negro brillante en contraste con gris maté, sus llantas negras con detalles en amarillo, los muelles de sus amortiguadores traseros regulables acabados en rojo, el amplio y esculpido asiento con costuras vistas, un cuadro de instrumentos digno de un deportivo italiano o sus faros led, con firma lumínica diurna -los colmillos del león- al más puro estilo automovilístico, hacen de este tres ruedas uno de los scooters más atractivos del mercado.

Las buenas sensaciones continúan cuando nos subimos, los ajustes y la calidad de sus materiales son excelentes, los plásticos de impecable factura, la tija del manillar mecanizada, los retrovisores y sus anclajes, etc. justifican esos cinco años de garantía que Peugeot regala con sus Metrópolis.

Unos minutos bajo el asesoramiento de Fran, jefe de ventas en Motos Marín, nos bastan para descargar la app específica y vincular nuestro Smartphone al Metrópolis, accediendo así a todo un mundo de información sobre el mismo, con estadísticas de consumo, estado mecánico, etc. además de un práctico sistema de navegación que nos muestra en la pantalla del cuadro de instrumentos, los giros pertinentes para llevarnos al destino escogido.

Arrancamos. El sonido bronco y grave de su motor Euro5 nos avisa de que no estamos ante los típicos 125 cc conducibles con el carnet de coche. Aquí hay 399 c.c. y no un máximo de 15 CV como en aquellos, sino más del doble, concretamente 35,6 a 7.250 rpm y un par motor de 38,1 Nm a 5.750 vueltas; no sorprende, por tanto, que el conjunto goce de una brillante aceleración y que sea capaz de alcanzar los 135 Km/h incluso con pasajero a bordo, lo que, combinado con su contenido consumo -3,9 litros por cada 100 Kms.- y sus 300 kilómetros de autonomía, le autorizan a salir del ámbito urbano y viajar, como pudimos comprobar, por las carreteras y autopistas con todas las garantías.

Sensación de seguridad

Ya en marcha y como sucede con todos los tres ruedas, la sensación es peculiar si venimos de un scooter o moto tradicional, por el aplomo del tren delantero y la agradable sensación de seguridad que transmite -ideal para los que nunca o hace mucho tiempo que se han subido a una moto-, aunque desaparece por completo a los pocos kilómetros, como si toda la vida hubiésemos conducido un tres ruedas. El Metrópolis es ágil, gira y se inclina con tanta facilidad como naturalidad y, gracias a un mando junto al acelerador, mantiene “mágicamente” la verticalidad, haciendo innecesario que bajemos los pies al suelo -un testigo luminoso y acústico nos avisa de cuando podemos activarlo, desactivándose, automáticamente al abrir gas- cuando nos detenemos. Con un poco de práctica, resulta de lo más cómodo.

Con una postura de conducción muy cómoda, un asiento bajo y una excelente ergonomía el Metrópolis es ideal para cualquier estatura y complexión -ojo a las féminas- y, además goza de una óptima protección aerodinámica.

Con una postura de conducción muy cómoda, un asiento bajo y una excelente ergonomía

Con una postura de conducción muy cómoda, un asiento bajo y una excelente ergonomía

De funcionamiento suave y progresivo, el cambio automático se encarga de que solo tengamos que preocuparnos por girar el acelerador y actuar sobre sus excelentes frenos de disco que combinan el ABS de última generación con el sistema de frenada combinada SBC, es decir que cada maneta actúa sobre un tren, mientras que el pedal de freno lo hace sobre ambos -generalmente se ofrece un sistema u otro, es difícil encontrar ambos- y, además, si la frenada es de emergencia, automáticamente se encienden los warnings -los cuatro intermitentes a la vez-. Y es que todo gira sobre la seguridad y el confort en éste tres ruedas. Lo mismo ocurre con las suspensiones, que absorben suavemente las incidencias -tapas de alcantarillado, guardias tumbados, baches, etc.- a baja velocidad y de forma más seca si circulamos más rápido de la cuenta -algo relativamente fácil-. En cualquier caso, las suspensiones son regulables de forma sencilla, para ajustar su tarado a nuestro gusto.

Destacar también elementos tan de agradecer como su control de tracción, su freno de estacionamiento automático, el hueco bajo el asiento de gran capacidad con maletero trasero donde cabe un casco integral, etc. elementos todos ellos que nos harán la vida más fácil y ayudan a olvidarse del coche y lo farragoso de su empleo.

En definitiva una recomendable alternativa urbana que, además, funciona bien en carretera -viajes del entorno del centenar de kilómetros son perfectamente viables- y que Peugeot ha conseguido homologar para que se pueda conducir con el carnet de coche -tres años de antigüedad- o el A2.

Precios de la Peugeot Metropolis GT

No es de extrañar que con su equipamiento y nivel de acabado el Metrópolis 400 GT cueste 10.090 € -con 5 años de garantía y seguro a terceros gratuito durante el primer año-, si bien es cierto que la gama arranca en los 9.190 € y que todavía está por encima la versión SW -con baúl trasero, respaldo para el pasajero, etc.- que llega a los 10.290 €, pero resulta competitivo frente a sus escasos competidores (Piaggio y Yamaha) y cuenta con una financiación que le hace realmente asequible. A fin de cuentas, es el precio que hay que pagar por su exclusividad, calidad y seguridad.

Ven a probarla en Motos Marín

Teléfono Alicante: 96 610 75 11

Teléfono Murcia: 968 93 66 33

Email Alicante: ventas.alicante@motosmarin.com

Email Murcia: ventas.murcia@motosmarin.com

Motos Marín en Murcia

Motos Marín en Alicante