23 de noviembre de 2020
23.11.2020
La Opinión de Murcia
Terrorismo

Aplazado de nuevo el juicio de Charlie Hebdo, interrumpido hace tres semanas

Riza Polat, el único de los once acusados presente, sufre síntomas de COVID desde hace semanas

23.11.2020 | 16:45
Una pareja de policías, en la sede de Charlie Hebdo

El juicio de los atentados de enero de 2015 en París, en el que se juzga a los cómplices de varios ataques entre ellos el del semanario Charlie Hebdo, fue aplazado de nuevo este lunes en mitad de un conflicto sobre la participación por videoconferencia del principal acusado, enfermo de COVID-19.

"El Tribunal ordena que se prolongue la suspensión del proceso hasta el lunes 30 de noviembre", anunció en la audiencia este lunes el presidente del tribunal, al considerar que el recurso a la videoconferencia para la declaración de Ali Riza Polat no era "necesario" en estos momentos.

La audiencia, cuya sentencia debía darse a conocer el pasado día 13, fue suspendida en un primer momento a principios de mes, después de que Riza Polat y otros acusados tuvieran síntomas del coronavirus y ha debido ser pospuesta en varias ocasiones por la persistencia de la enfermedad. Riza Polat, francotunecino de 35 años y el único de los once acusados presentes en la audiencia perseguido por complicidad en los crímenes terroristas, sufre la enfermedad desde hace casi tres semanas y aunque ya no ha dado positivo sigue con síntomas, sobre todo vómitos.

El tribunal considera que su estado no le permite declarar de forma presencial en la sala. Inicialmente estaba previsto que el acusado participara esta semana mediante videoconferencia. Sin embargo, esa intervención a distancia fue recurrida por numerosos abogados en el proceso, sobre todo después de que el ministro francés de Justicia, Eric Dupont-Moretti, publicara un decreto el pasado 18 de noviembre para permitir este tipo de comparecencia "sin que sea necesario obtener el acuerdo de las partes".

Al inicio de la sesión este lunes, el tribunal no se pronunció sobre los recursos contra la videoconferencia sino que decidió de nuevo un aplazamiento que debería permitir la total recuperación del acusado, cuyos principales síntomas deberían desaparecer en los próximos cuatro o cinco días, según indicó un médico que lo examinó este domingo

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook