Reacciones

Calviño defiende que la economía española presenta “elementos de fortaleza”

“El futuro no está escrito, depende de nuestros actos”, dice la vicepresidenta económica

Nadia Calviño.

Nadia Calviño.

Idoya Noain

Frente a lo sombrío del panorama económico global que ha dibujado este martes el Fondo Monetario Internacional en el informe de Perspectivas Económicas Mundiales y al recorte en ese documento de las previsiones de crecimiento de España para 2023, la vicepresidenta económica del gobierno, Nadia Calviño, ha lanzado en Nueva York un mensaje más optimista y ha defendido la “fuerte resiliencia” de la economía española que, ha dicho, “sigue registrando un crecimiento fuerte y presenta una serie de elementos de fortaleza para enfrentarse y abordar los retos por delante”.

 En un encuentro con la prensa antes de desplazarse a Washington para las reuniones del FMI, donde preside el Comité Monetario y Financiero Internacional, Calviño ha querido centrarse en que el crecimiento previsto para el año próximo y, pese a la bajada en las previsiones del FMI, que llega después de que el Banco de España también las rebajara hasta el 1,4% para 2023, ha destacado que “estará muy por encima de los países de nuestro entorno”.

 “Es normal tener una diferencia de previsión, como ocurre entre el Fondo o el Banco de España u otros organismos e instituciones”, ha asegurado Calviño, que al ser preguntada sobre si habrá que retocar la previsión del gobierno (2,1%) para los Presupuestos Generales solo ha defendido que las cuentas públicas han sido elaboradas “desde una base de prudencia, responsabilidad fiscal, justicia social y también impulso a la inversión transformadora y a la eficiencia económica”.

 “Estamos en un momento de particular incertidumbre en el que lo importante es tomar decisiones desde el punto de vista de la prudencia y la responsabilidad fiscal”, ha insistido la vicepresidenta, que ha defendido que el gobierno ha “cumplido desde 2018 los objetivos y compromisos de reducción de déficit público y deuda”.

 “La confianza de los mercados internacionales en nuestro país se manifiesta con cada una de las emisiones de deuda pública”, ha destacado también Calviño, que ha defendido que esa confianza se basa en las perspectivas de crecimiento y, “sobre todo en la responsabilidad fiscal”.

“El futuro no está escrito”

Pese a reconocer que “la evolución de la economía española en los próximos meses va a depender de forma sustancial de cómo evolucione la guerra y la economía alemana” y el momento “particularmente delicado y complejo” para la economía global por una ralentización del crecimiento, la inflación, la subida de los tipos de interés, las alteraciones en las cadenas de suministro y el impacto de la guerra en Ucrania, el mensaje de Calviño contrasta con las oscuras y cargadas nubes que captura el radar del FMI. “La experiencia de la pandemia nos muestra que el futuro no está escrito y que depende de las decisiones que tomemos y las medidas de política económica que pongamos en marcha”, ha asegurado.

 “Cuando golpeó el virus del Covid adoptamos una respuesta decidida, marcada por la unidad y la solidaridad a nivel europeo; tomamos las decisiones correctas para apoyar el tejido productivo, el empleo y las rentas de las familias y gracias a ello hemos protegido una base fuerte que nos ha permitido tener una fuerte recuperación en 2021 y un fuerte crecimiento en lo que llevamos de 2022”, ha continuado Calviño. “Con esa misma aproximación, espero que en las reuniones que vamos a mantener en Washington tomemos las decisiones adecuadas para evitar el escenario más negativo que se plantea para los próximos meses”.

Salario mínimo interprofesional y paro

En Nueva York, donde ha mantenido entrevistas con medios de comunicación como Bloomberg, CNN y CNBC, y donde se va a ver con inversores antes de partir hacia Washington, la vicepresidenta ha hablado también del aumento del salario mínimo interprofesional. Ha defendido que "procede un aumento moderado" a la par de uno"de las rentas empresariales" y no ha querido ligar ese aumento a la inflación, una decisión que ha dicho que dependerá de elementos como la evolución del empleo y el propio crecimiento del PIB.

Asimismo, ha mostrado confianza en que patronal y sindicatos lleguen a un acuerdo salarial antes de fin de año, algo que ayudaría a "tener un contexto previsible” que daría confianza a agentes sociales e inversores.

 Calviño ha reconocido también que el paro, y sobre todo el juvenil, sigue siendo “un lastre fundamental para el crecimiento y la prosperidad” pero ha defendido también es que en este momento “el mercado de trabajo está teniendo un comportamiento extraordinario”.