03 de agosto de 2019
03.08.2019
FC Cartagena

Un mes para fichar dos 'nueves'

El Cartagena se queda sin Aketxe y Rubén Cruz sin reforzar antes su delantera y después de que el Burgos le haya arrebatado a base de talonario a Toché y Donovan Wilson

03.08.2019 | 04:00
Aketxe, a la izquierda, en un entrenamiento antes de rescindir con el Cartagena.

Supera los 4.000 abonados antes que el año pasado

El FC Cartagena anunció ayer a través de sus redes sociales que ya han superado la cifra de los 4.000 abonados para la campaña 2019-2020. Concretamente, han alcanzado los 4.164 carnés vendidos, al cierre de las oficinas de este viernes. El próximo lunes continuarán con la venta en las oficinas del Cartagonova.

A estas alturas del verano pasado, el Cartagena tan solo había alcanzado los 3.000 abonados. Hay que tener en cuenta que tras el varapalo del play-off anterior, costó más reenganchar a la afición, pero en agosto todo cambió rápidamente y el día 20 ya se había doblado esa cifra. m. p. G.

El equipo necesita un socio para Elady que encaje bien en el estilo de Gustavo Munúa.

El Cartagena ha dejado para el final la incorporación de los dos hombres que tienen que garantizar los goles. Se lo pueden permitir, porque cuentan con un as en la manga, el futbolista que ha pulverizado los registros anotadores en la historia del club, Elady Zorrilla. Pero con la rescisión de contrato de Aketxe, que se une a la ya conocida salida de Rubén Cruz al Recreativo, el técnico Gustavo Munúa se queda sin un solo delantero centro en la plantilla. A partir de ahora, la directiva dispone de un mes de plazo para firmar a dos 'nueves' natos que además sean del gusto del uruguayo, que nunca terminó de congeniar con ninguno de los dos arietes que tenía la temporada pasada.

La falta de confianza del técnico es uno de los motivos por los que el bilbaíno ha dejado el Cartagena pese a que tenía contrato hasta 2021. En la última temporada fue titular en 27 partidos, solo uno de ellos en play-off, donde Munúa escogió a Rubén Cruz como referencia. Al uruguayo tampoco le gustaba la opción de jugar con los dos al mismo tiempo, lo cual lastraba sus oportunidades.

Ahora al delantero vasco le lloverán las ofertas. Sus cifras anotadoras en Cartagena (25 goles en 2 temporadas) demuestran sus credenciales. Monteagudo quiere reclutarle para el Recreativo de Huelva, pero también está sonando para otros muchos clubes de la división de bronce. Todo ello después de que el conjunto onubense hiciese oficial esta semana la llegada de Rubén Cruz, la otra pieza de esa dupla letal que formaron ambos delanteros durante año y medio. El andaluz también funcionó mejor en su primer curso (11 goles en medio año) que en el segundo (8), pero aunque bajaron sus registros goleadores, el trabajo de los dos fue encomiable y de ello se aprovechó Elady Zorrilla, que hoy por hoy es la principal baza goleadora del equipo. Sus 19 goles en liga (más otros 2 en play-off) durante la temporada pasada le convierten en la referencia anotadora, pese a partir siempre desde la banda izquierda.

Eso sí, Elady ha demostrado ser a lo largo de su carrera un jugador ciclotímico. Cuando está en racha, es imparable de cara a puerta, pero en el Real Murcia también pasó por etapas más complicadas que le llevaron al banquillo.

A la directiva le toca recurrir al plan D para completar la delantera. La opción que más gustaba era la de Toché, por su experiencia, por su acierto y por el cariño que se ganó de la afición en su primera etapa en Cartagena. Pero el Burgos puso más dinero sobre la mesa. Lo mismo sucedió con Donovan Wilson, el atacante inglés propiedad del Wolverhampton que llamó la atención en el Jumilla y que no termina de cuajar en las islas. Chumbi, que sonó para el Cartagena a principios de julio, eligió el Real Murcia. Por tanto, quedan menos opciones sobre la mesa para incorporar a un nueve que haga olvidar los goles de Aketxe y Rubén Cruz.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes